Listo Juan Díaz para defender títulos y recuperar raíces mexicanas

Campeón mundial reconocido por tres agrupaciones y millonario en dólares, Juan Díaz no olvida 18 años después de su llegada a Estados Unidos su esencia mexicana la cual, a diferencia de muchos...
 Campeón mundial reconocido por tres agrupaciones y millonario en dólares, Juan Díaz no olvida 18 años después de su llegada a Estados Unidos su esencia mexicana la cual, a diferencia de muchos emigrantes no sólo no olvida, sino presume.

MEDIOTIEMPO | Agencias6 de Marzo de 2008

  • "Gracias a Dios regreso aquí a mi país"

Campeón mundial reconocido por tres agrupaciones y millonario en dólares, Juan Díaz no olvida 18 años después de su llegada a Estados Unidos su esencia mexicana la cual, a diferencia de muchos emigrantes no sólo no olvida, sino presume.

El suyo es un raro caso, porque, como es sabido, muchos migrantes que llegan a Estados Unidos y triunfan, no sólo no recuerdan su origen, sino que reniegan y lo rechazan al grado de negarse a hablar su lengua natal.

"Gracias a Dios regreso aquí a mi país, donde fue mi debut y donde quiero seguir peleando", afirmó visiblemente contento Díaz, oriundo del estado mexicano de Guerrero y quien en su niñez entró a Estados Unidos de manera ilegal, junto con su hermano para labrarse un futuro que difícilmente habrían tenido en su país de origen.

Protagonista de una de las dos peleas de campeonato mundial de la función "Historia en Cancún", programada aquí para este sábado, Díaz ratificó, en un perfecto español, su condición de mexicano pese a vivir en Texas y ser considerado en todo el mundo como estadounidense.

Relató que hace unos 18 años, sus padres lo introdujeron a Estados Unidos, donde creció y se desarrolló como boxeador amateur hasta ser un prospecto olímpico, aunque por su corta edad en ese entonces (15 años) no asistió a los Juegos de Sydney 2000.

Por ello, debutó un año después como profesional en una ciudad con antigua tradición boxística, Mérida, donde liquidó en menos de tres minutos a Rafael "Chamaco" Ortiz para enfilarse a una muy brillante carrera en la que ha logrado ser simultáneamente campeón mundial de la AMB, FIB y OMB.

En ese trayecto ha derrotado a peleadores de primer nivel como el mongolés Lakva Simm y el brasileño Acelino Freitas, para consolidarse no sólo como el mejor de su división, sino como uno de los más destacados peso por peso y libra por libra de la actualidad.

Este sábado hará una defensa más de su campeonato cuando enfrente al estadunidense Nate Campbell, apodado "El Guerrero Galáctico" y a quien, en los hechos, pretende hacer ver estrellitas cuando se enfrenten en la plaza de toros de Cancún.

Pero mientras prosigue su ascendente carrera en los cuadriláteros, Díaz se da tiempo para dedicarse a los libros y a apoyar a la comunidad mexicana que vive en Estados Unidos y donde, sostiene, son víctimas de "maltrato".

Por ello y para ello, el "Torito", como es apodado este joven quien aún no llega a los 25 años, pretende terminar la carrera en Ciencias Políticas y luego planea estudiar Derecho y especializarse en temas migratorios.

"Es gente que necesita mi ayuda y a la que quiero apoyar, porque sé y entiendo su situación", comentó convencido este raro ejemplo de boxeador y de migrante.

"Regreso a México ya como campeón, a hacer mi trabajo, pero también en busca de mis raíces y del apoyo de mi gente. Ojalá que vayan el sábado y me respalden como uno más de ellos", afirmó.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×