Tibetanos en Beijing esperan con interés los JO

De';gyi Yangzom dijo que tiene que dedicar algún tiempo diariamente para ampliar su vocabulario de inglés para "no quedarme atrás cuando se celebren las Olimpíadas en Beijing".
De'gyi Yangzom dijo que tiene que dedicar algún tiempo diariamente para ampliar su vocabulario de inglés para "no quedarme atrás cuando se celebren las Olimpíadas en Beijing".
 De'gyi Yangzom dijo que tiene que dedicar algún tiempo diariamente para ampliar su vocabulario de inglés para "no quedarme atrás cuando se celebren las Olimpíadas en Beijing".

MEDIOTIEMPO | Agencias24 de Marzo de 2008

  • De';gyi Yangzom dijo que tiene que dedicar algún tiempo diariamente para ampliar su inglés

De';gyi Yangzom dijo que tiene que dedicar algún tiempo diariamente para ampliar su vocabulario de inglés para "no quedarme atrás cuando se celebren las Olimpíadas en Beijing".

Su empleo en el hotel de tres estrellas Beijing Tibet Hotel como recepcionista no lo obtuvo muy fácilmente, dijo.

"Tuve que pasar por rondas de pruebas y competencias en 2003 y finalmente fui seleccionada", dijo. "Soñaba desde hacía mucho tiempo con trabajar en Beijing y el día que me informaron casi no pude dormir por la noche".

Además de su tradicional atuendo tibetano, su cutis rojizo y rosado que la distingue del resto de las personas locales hace que la mayoría de los tibetanos se sientan como en casa en el hotel.

Dijo que sería apropiado llamarla un miembro del "grupo étnico de unidad" en lugar de una tibetana."Mi padre era de la provincia de Gansu en el noroeste de China y conoció a mi madre en Tíbet en los años de 1950, y finalmente se establecieron en Nyingchi, Tíbet".

De';gyi Yangzom dijo que sentía nostalgia por su lugar de origen pero no regresó sino hasta que se completó la obra del ferrocarril Qinghai-Tíbet en 2006, porque no tenía dinero para pagar un boleto de avión.

Ahora, el hotel para el cual trabaja fue designado para recibir huéspedes que vengan a Beijing para los Juegos Olímpicos en agosto, y la muchacha y sus colegas están estudiando inglés, solamente por la esperanza de recibir huéspedes extranjeros.

"He perdido mis lecciones de inglés durante semanas debido a mi apretado horario de trabajo. Tengo que estudiar mucho para emparejarme con mis compañeros", dijo.

Sin embargo, para Domcog, de 28 años, el inglés no es el único problema que enfrenta. "A mi restaurante le faltan empleados. El salario de 2.000 yuanes (aproximadamente 281,70 dólares EUA) al mes parece ser menos atractivo para los jóvenes de mi pueblo natal -Tíbet-", dijo Domcog, quien opera un restaurante en Beijing.

"Los niveles de vida han mejorado mucho en mi pueblo y la gente jóven no está muy dispuesta a salir", dijo.

Domcog finalmente contrató a cuatro meseros y cocineros tibetanos a través de las relaciones personales de sus familiares.

"Estoy planeando decorar este restaurante al estilo tibetano con un sistema de iluminación más brillante, lo cual proporcionará "una gran visión" a los huéspedes extranjeros que vengan para las Olimpíadas".

"Habrá muchas fotografías tibetanas bonitas en exhibición en esta sala, que creo que capturarán la atención de los comensales cuando entren en el lugar".

"Su jornada a Tíbet comenzará aquí mismo", dijo.

Pero la joven tibetana estaba furiosa porque la entrega de las decoraciones adquiridas en Tíbet fue pospuesta a causa de los recientes disturbios en Lhasa, la capital de Tíbet.

"Es detestable que los alborotadores hayan trastornado la vida pacífica de la gente común solamente porque ellos mismos no quieren vivir en paz", dijo Domcog.

[Xinhua][foto: AP]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×