Debuta Domínguez en Indy Car con reto mayor: las 500 Millas

Lo cierto es que no pudo escoger reto más grande que debutar en la Indy Car corriendo las 500 Millas de Indianápolis, por ello el piloto mexicano Mario Domínguez admitió que se encuentra ante el...
 Lo cierto es que no pudo escoger reto más grande que debutar en la Indy Car corriendo las 500 Millas de Indianápolis, por ello el piloto mexicano Mario Domínguez admitió que se encuentra ante el compromiso más grande de su carrera.

MEDIOTIEMPO | Agencias23 de Abril de 2008

  • Ha costado mucho trabajo en los óvalos

Lo cierto es que no pudo escoger reto más grande que debutar en la Indy Car corriendo las 500 Millas de Indianápolis, por ello el piloto mexicano Mario Domínguez admitió que se encuentra ante el compromiso más grande de su carrera.

Casi completamente de cero comenzará el piloto capitalino, luego de seis temporadas en la Champ Car, esta nueva etapa en su carrera, en la que deberá manejar los pesados autos Dallara en el mítico óvalo del Indianápolis Motorspeedway.

Tras la desaparición de la Champ Car, Mario y el equipo Pacific Coast, también sin experiencia en Indy Car, concretaron la mudanza al serial de Tony George con el apoyo de las secretarías de Turismo, tanto federal como del Distrito Federal.

"La principal dificultad, por lo que hemos visto con los equipos que hacen la transición de la Champ Car a Indy y los autos Dallara, es que les ha costado mucho trabajo en los óvalos, están empezando de cero, mientras los de IRL llevan cinco años con ellos", señaló esta tarde en conferencia de prensa.

Domínguez reconoció la gran dificultad que significa comenzar a trabajar en un auto que desconocen en la carrera de fórmulas más importante de Estados Unidos, aunque se dijo listo para esta intensa adaptación. "Estamos listos para el reto".

El capitalino tendrá la primera oportunidad de subirse a un Indy Car en la sesión de iniciación de novatos, el próximo 4 de mayo, al ponerse en marcha la acostumbrada actividad que culmina con las 500 Millas el último domingo del mes.

"Por fortuna, todo mayo hay prácticas, excepto lunes y martes, van a ser bastantes días para entrenar, probar en la pista y desarrollar el auto, porque entramos a la carrera más difícil del mundo", explicó.

Indicó que desde niño siempre tuvo la ilusión de correr la célebre carrera en el óvalo más famoso del mundo, y ahora que Indy Car quedó como único serial de "open wheel" por fin tiene laoportunidad de cumplir el sueño.

Adrián Fernández fue el último mexicano que corrió las 500 Millas, al ubicarse en el séptimo puesto en 2004 en un Panoz-Honda, cuando compitió casi toda la temporada de la entonces llamada IndyRacing League (IRL).

Especial motivación representa para el conductor capitalino el hecho de correr con el apoyo de las instancias de Turismo de la Ciudad de México, que lo nombró embajador deportivo, y del gobierno federal.

"Siempre había corrido para grandes patrocinadores, pero éste es el proyecto más importante de mi carrera, porque ahora no corro para mí, sino que 100 millones de mexicanos van conmigo, eso representa mayor responsabilidad", acotó.

[ntx][foto: Cortesía Pacific Coast Motors]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×