';Crónica de una muerte anunciada'; en el casillero de Águilas Blancas

Lo que se prevía se cumplió y es que la "crónica de una muerte anunciada" se confirmó hoy pasadas las 15:00 horas cuando los integrantes de la Conferencia del Centro reunieron a la prensa que...
Lo que se prevía se cumplió y es que la "crónica de una muerte anunciada" se confirmó hoy pasadas las 15:00 horas cuando los integrantes de la Conferencia del Centro reunieron a la prensa que asistió al casillero de Águilas Blancas, para informar que segu
 Lo que se prevía se cumplió y es que la "crónica de una muerte anunciada" se confirmó hoy pasadas las 15:00 horas cuando los integrantes de la Conferencia del Centro reunieron a la prensa que asistió al casillero de Águilas Blancas, para informar que segu

MEDIOTIEMPO | Agencias13 de Mayo de 2008

  • Todos se prestaban a encerrarse durante más de cuatro horas

Lo que se prevía se cumplió y es que la "crónica de una muerte anunciada" se confirmó hoy pasadas las 15:00 horas cuando los integrantes de la Conferencia del Centro reunieron a la prensa que asistió al casillero de Águilas Blancas, para informar que seguía la división en la ONEFA.

Los 13 entrenadores en jefe de los equipos de ambos grupos arribaron al recinto del Casco de Santo Tomás uno a uno con la determinación de no ceder, los del Centro, y de volver a jugar juntos, los de los Seis Grandes.

El primero que hizo su aparición fue el head coach de Linces de la UVM, Rafael Duk, quien, enfundado en una amplia chamarra café, se daba tiempo de saludar a los miembros de los medios de comunicación quienes, al igual que él, madrugaron.

Le siguieron Enrique Borda, del ITESM-Campus Estado de México, y Héctor Cuervo, de Aztecas de la UDLA, quienes arribaron juntos en un lujoso automóvil negro.

Mientras Raúl Rivera, de Pumas CU y el nuevo coach del ITESM-Toluca, Juan Carlos Maya, ya intercambiaban aspectos tácticos en una de las salas del "nido" del equipo guinda y blanco.

Así siguió la pasarela de "cerebros" de las distintas instituciones: Joaquín Juárez, de Centinelas de Guardias Presidenciales; Rubén Borbolla, de Pumas Acatlán, y Francisco González, del ITESM Monterrey, con todo y maleta en mano.

Todos se prestaban a encerrarse durante más de cuatro horas en la sala de juntas para resolver el destino del futbol americano estudiantil de México.

Los anfitriones Jacinto Licea, de Águilas Blancas, y Ernesto Alfaro, de Burros Blancos, checaban la logística del evento y daban instrucciones a sus subordinados, mientras César Martínez, del ITESM Campus Ciudad de México; Carlos Ramírez, de Frailes del Tepeyac, y Alfonso Garza, de Tigres de la UANL, pasaron desapercibidos.

La reunión por fin comenzó con treinta minutos de retraso y después de dos horas decidieron darse un refrigerio de 30 minutos, que comenzaba a impacientar a los medios de comunicación, al término del mismo volvieron a su curules para después salir separados, como ya se ha hecho una costumbre en ellos, a dar conferencia de prensa.

La jornada por fin había concluido, con la noticia de que seguía la división en la ONEFA, algo ya pronosticado pero con la promesa de que se volverían a reunir en fecha y lugar por designar, para ver si en una de esas se arregla el deporte de las tacleadas en México.

[ntx][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×