Milka Duno demuestra sus habilidades dentro y fuera de las pistas

La corredora de autos venezolana Milka Duno ha probado que lo suyo no es sólo la velocidad y las pistas sino también la pantalla grande en su recién estrenada etapa en el cine.
La corredora de autos venezolana Milka Duno ha probado que lo suyo no es sólo la velocidad y las pistas sino también la pantalla grande en su recién estrenada etapa en el cine.
 La corredora de autos venezolana Milka Duno ha probado que lo suyo no es sólo la velocidad y las pistas sino también la pantalla grande en su recién estrenada etapa en el cine.

MEDIOTIEMPO | Agencias20 de Mayo de 2008

  • "Me pareció una cosa loca"

La corredora de autos venezolana Milka Duno ha probado que lo suyo no es sólo la velocidad y las pistas sino también la pantalla grande en su recién estrenada etapa en el cine.

Cuando la piloto recibió una llamada telefónica de un miembro del equipo de la película "Speed Racer" para que desempeñara el rol de una corredora rusa creyó que era un chiste.

"Me pareció una cosa loca. Sólo caí en cuenta cuando fui a grabar a Berlín", dijo Duno en una entrevista telefónica desde la pista del circuito de Homestead en Miami, Florida.

"Speed Racer" o "Meteoro", en Latinoamérica, es una adaptación al cine de la serie animada japonesa del mismo nombre que dirigen los hermanos Andy y Larry Wachowski, conocidos por la trilogía "Matrix".

Protagonizada por Emile Hirsh, cuenta en su reparto a los famosos actores Christina Ricci, John Goodman, Susan Sarandon, Matthew Fox y Park Joon Hyung.

El filme, que se estrenó este mes con un presupuesto de 205 millones de dólares, significó para Duno "una gran oportunidad de aprender algo nuevo".

"Aunque esto es alejado de lo que hago, los hermanos Wachowski me dirigieron súper bien en el rol que interpreté", dijo la deportista, quien encarna a la piloto rusa Kellie Gearbox.

"Me decían que tenía que lucir fuerte y enojada porque Kellie es excéntrica y agresiva en el manejo", señaló la venezolana, quien afirmó que tiene en común con su personaje la "agresividad para llegar a la meta".

Pero Duno no fue a correr exactamente con su auto #23 CITGO Honda Dallara con el que compite para el equipo Drayer & Reinbold de la serie IndyCar.

Durante los 10 días de rodaje en Berlín, la guapa venezolana estuvo en un simulador frente a una fondo verde y sus compañeros actores, ninguno piloto profesional, "me preguntaron muchas cosas, como la velocidad a la que corro en la pista".

Unas 220 millas (300 km) por hora es el máximo de Duno, quien espera superar esa marca para la 92 edición de las 500 millas de Indianápolis, Estados Unidos, el próximo domingo 25 de mayo.

"Será un fin de semana especial porque es un gran espectáculo a nivel mundial", destacó la deportista que comenzó su carrera en las pistas en 1997.

"Esperamos tener mejor suerte este año", dijo sobre los problemas mecánicos en su estreno el año pasado en Indianápolis, donde obtuvo el puesto número 29.

Siendo la primera mujer latinoamericana en dicho deporte, Duno ha demostrado sus habilidades en diferentes competencias como el Ferrari Challenge, en Venezuela, y en las estadounidenses Skip Barber, Panoz GT para mujeres y la Ferrari Challenge F355, entre otras.

Además, en Europa participó en la Fórmula Nissan de España, las 24 horas de Le Mans en Francia y en las World Series Light.

Entre sus logros en la Serie Rolex se incluyen tres victorias en la general, siete podios, 11 resultados entre los cinco primeros y 26 entre los 10 mejores.

En su primera carrera de la Temporada 2007, Duno obtuvo un segundo lugar en las legendarias 24 horas de Daytona, siendo el mejor resultado logrado por una mujer en los 45 años de historia de la famosa carrera.

Así como su clasificación a las 500 millas de Indianápolis de este año que representa un logro jamás alcanzado en el pasado por un piloto venezolano o una mujer latinoamericana.

La venezolana se define como una "adicta a la velocidad" y explicó que el entrenamiento para llegar a buen tiempo a la meta no solamente consiste en manejar.

"Como son dos horas manejando uno tiene que fortalecer su cuerpo con ejercicios cardiovasculares, de reflejos y concentración", aclaró. "También practico con videojuegos de carreras", agregó.

Aparte del automovilismo, Duno participa en actividades y presentaciones que apoyen el valor de la educación para niños de todas las edades.

De esta experiencia con padres y jóvenes, nació la inspiración para sacar su primer libro en caricatura "¡Corre, Milka, Corre!".

"Si bien reseña mi vida, mis estudios, travesuras y mi camino hacia el automovilismo, lo que quiero aportar es que mi historia recalque los valores hacia el éxito", subrayó.

Además de piloto, Duno es Ingeniero Naval con cuatro posgrados -Desarrollo Organizacional, Arquitectura Naval, Pesca y Acuicultura, y Negocios Marítimos- los últimos tres obtenidos de forma simultánea.

[EFE][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×