El Tour de Francia redobla su guerra contra el dopaje

Por segundo año consecutivo, el Tour de Francia no tiene campeón defensor ni ninguna estrella de renombre. Ahora más que nunca, la principal competencia del ciclismo mundial necesita...
Por segundo año consecutivo, el Tour de Francia no tiene campeón defensor ni ninguna estrella de renombre. Ahora más que nunca, la principal competencia del ciclismo mundial necesita desesperadamente una carrera sin los escándalos de dopaje que empañaron
 Por segundo año consecutivo, el Tour de Francia no tiene campeón defensor ni ninguna estrella de renombre. Ahora más que nunca, la principal competencia del ciclismo mundial necesita desesperadamente una carrera sin los escándalos de dopaje que empañaron

MEDIOTIEMPO | Agencias30 de Junio del 2008

  • Todavía está por ver si el Tour puede ponerse de pie

Por segundo año consecutivo, el Tour de Francia no tiene campeón defensor ni ninguna estrella de renombre. Ahora más que nunca, la principal competencia del ciclismo mundial necesita desesperadamente una carrera sin los escándalos de dopaje que empañaron su imagen en años recientes.

Todavía está por ver si el Tour puede ponerse de pie, más aún sin un claro favorito para ganar la carrera. El último Campeón Alberto Contador, el experto en montañas Michael Rasmussen e Iván Basso no participarán.

Los organizadores esperan que las medidas que han tomado para limpiar al deporte del dopaje ayudará a evitar un escándalo en la carrera que se disputa del 5 al 27 de julio.

"Hay un cambio real en la mentalidad de los equipos, de los competidores, para asegurarse que el ciclismo recupere su credibilidad", dijo el Director de la carrera, Christian Prudhomme. "El ciclismo será juzgado durante tres semanas en julio. Espero que todos tengan esto presente. Sin duda alguna, es un año importante para la imagen del ciclismo".

El australiano Cadel Evans, segundo el año pasado, y el español Alejandro Valverde, ganador de la Dauphine Libere este mes, son dos candidatos a portar la camiseta amarilla.

Pero ninguno es una estrella.

"Sin los favoritos de otros años, sin duda habrá más presión sobre estos corredores", dijo el sprinter del equipo CSC, Stuart O';Grady, un australiano de 34 años que se ha perdido sólo un Tour desde 1997.

En un acontecimiento que podría quitarle méritos a la carrera, la Unión Ciclista Internacional (UCI) anunció que no ayudará a realizar las pruebas de dopaje en el Tour debido a una creciente pugna en el seno del deporte.

La UCI y los organizadores de las tres principales carreras -el Tour, la Vuelta y el Giro- están en desacuerdo desde hace años sobre la forma en que se debe regir el ciclismo.

La pelea alcanzó un zenit en marzo, cuando el organizador del Tour, la Amaury Sport Organization (ASO), realizó su carrera París-Niza bajo sus propias leyes y la UCI respondió suspendiendo a la Federación Francesa de Ciclismo por apoyar a ASO.

El Presidente de la UCI, Pat McQuaid, sospecha que ASO tiene planes de crear su propia Liga privada de ciclismo, aunque Prudhomme lo niega.

El Tour parece estar lejos de sus días de gloria entre 1999 y 2005 cuando tenía emocionantes rivalidades entre el siete veces Campeón Lance Armstrong y sus contrincantes: Jan Ullrich, Marco Pantani y Basso.

Después del retiro de Armstrong hace tres años, el camino quedó libre para el nacimiento de una nueva estrella.

En cambio, la lucha en contra del dopaje acaparó el escenario. Ullrich y Basso se vieron manchados por investigaciones de dopaje, y Floyd Landis perdió la corona de 2006 por un resultado positivo a testosterona.

Rasmussen fue expulsado mientras era líder de la carrera del año pasado cuando se supo que mintió sobre su paradero cuando se ausentó de una prueba de dopaje antes de la carrera.

El error de Contador fue unirse al equipo Astana, al que los organizadores del Tour le prohibieron participar por problemas de dopaje en 2006 y 2007.

Contador ganó el Giro este año.

[AP][foto: EFE]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×