Paola Espinosa, abanderada y gran esperanza mexicana

En un lapso de cuatro años, la clavadista mexicana Paola Espinosa pasó de ser la integrante más joven de la delegación mexicana en Atenas 2004, a su candidata más seria a conseguir una medalla en...
 En un lapso de cuatro años, la clavadista mexicana Paola Espinosa pasó de ser la integrante más joven de la delegación mexicana en Atenas 2004, a su candidata más seria a conseguir una medalla en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

MEDIOTIEMPO | Agencias15 de Julio de 2008

  • "Yo entreno todos los días con el objetivo de ser campeona olímpica"

En un lapso de cuatro años, la clavadista mexicana Paola Espinosa pasó de ser la integrante más joven de la delegación mexicana en Atenas 2004, a su candidata más seria a conseguir una medalla en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Espinosa, quien el próximo 31 de julio cumplirá 22 años de edad, fue elegida como abanderada mexicana para la justa, unos meses después de ser ganadora del Premio Nacional de Deportes, el máximo galardón que otorga el gobierno local a sus atletas.

Ante el retiro de la velocista Ana Guevara, Espinosa es la gran esperanza mexicana de traer medallas a casa.

"Es un sueño traer un medalla pero también sé que es difícil, es una competencia en la que nada está escrito y todo puede pasar, siempre lo he dicho así", dijo Espinosa.

Además de la clavadista, el remero Everardo Cristóbal Quirino y María Espinoza, en taekwondo, son considerados las cartas fuertes de la delegación mexicana.

Espinosa sobresale de ese grupo por sus resultados más recientes: fue la máxima ganadora de preseas para México en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, además de ser Campeona Mundial Universitaria en Bangkok 2007 y Medalla de Oro en la Serie Mundial de Clavados realizada en Tijuana, en 2008.

"Yo entreno todos los días con el objetivo de ser campeona olímpica, creo que será difícil porque las rivales a vencer son las chinas, que estarán en casa, aún así creo que una medalla es posible", aseguró la clavadista.

Espinosa comenzó a practicar su disciplina desde los siete años y cuando tenía 16 participó en su primera Olimpiada nacional, donde ganó la Medalla de Oro en trampolín de tres metros.

De ahí fue llamada a integrar la Selección Mexicana de Clavados y no ha parado una carrera que va en ascenso.

Su primera prueba internacional vino en los Centroamericanos de El Salvador, en 2002, donde ganó un par de medallas de Oro en las pruebas de trampolín de uno y tres metros. Después vinieron preseas de Plata en trampolín de tres metros y en plataforma de 10 junto con Laura Sánchez en los Panamericanos de Santo Domingo.

"El trayecto ha sido importante, ha tenido cosas buenas y cosas malas pero al final de cuentas lo he disfrutado mucho. He aprendido de lo malo y eso me ha hecho más fuerte", afirmó.

En 2004, a sus 18 años de edad, Espinosa terminó 12da. en plataforma de 10 metros y en el trampolín de tres.

"Todo será muy diferente, en Atenas era la más chica de la delegación y ahora me pueden considerar soy una de las líderes, es un cambio muy grande entre ambas etapas", agregó Espinosa. "La ventaja es que ahora soy una atleta mucho más madura, no sólo física, pero también mentalmente".

La primera prueba para mostrar esa evolución tiene fecha del 12 de agosto, cuando Espinosa, junto con Tatiana Ortiz, suban a la plataforma de 10 metros del Cubo de Agua para participar en los sincronizados, prueba donde podrían darle una medalla a México ya que sólo hay ocho parejas inscritas y sólo una de China.

"Llego con posibilidades reales de una medalla, con mucha confianza y experiencia", agregó la clavadista. "Toda la vida he soñado con una medalla olímpica y no voy a descansar hasta tenerla".

[AP][foto: Mexsport]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×