Difícil la aprobación para protestas en Beijing

Cuando China anunció que permitiría protestas públicas en zonas especiales durante los Juegos Olímpicos, Zhang Wei vio una oportunidad para llamar la atención por la pérdida de su casa después de...
Cuando China anunció que permitiría protestas públicas en zonas especiales durante los Juegos Olímpicos, Zhang Wei vio una oportunidad para llamar la atención por la pérdida de su casa después de varios años de disputas con las autoridades locales.
 Cuando China anunció que permitiría protestas públicas en zonas especiales durante los Juegos Olímpicos, Zhang Wei vio una oportunidad para llamar la atención por la pérdida de su casa después de varios años de disputas con las autoridades locales.

MEDIOTIEMPO | Agencias5 de Agosto del 2008

  • Los líderes chinos no toleran la disidencia pública

Cuando China anunció que permitiría protestas públicas en zonas especiales durante los Juegos Olímpicos, Zhang Wei vio una oportunidad para llamar la atención por la pérdida de su casa después de varios años de disputas con las autoridades locales.

La mujer se dirigió al cuartel de la policía en el distrito de Haidan en Beijing para solicitar permiso, junto con una copia de un artículo de periódico con un reportaje sobre la decisión del Gobierno. Pero un oficial le negó el permiso.

Casi dos semanas después que las autoridades dijeron que se crearían zonas de protestas antes de la inauguración de los Juegos el viernes, todavía no está claro si alguna solicitud ha sido aprobada.

"Un hombre con anteojos en la oficina de solicitudes leyó el archivo de mi solicitud y no lo aprobó. "Sólo es un informe de prensa. ¿Realmente cree que esto va pasar?", me preguntó", relató Zhang.

La policía rehusó comentar sobre la solicitud de Zhang. La relocalización obligatoria de los residentes de Beijing es un tema controversial para el Gobierno. El lunes, unas 20 personas molestas por sus desahucios del barrio Qianmen protagonizaron una protesta cerca de la Plaza de Tiananmen. Los manifestantes fueron sacados del lugar por brigadas de vecinos.

Un Vocero de la policía de Beijing no dijo cuánta gente ha solicitado permiso para protestar en las tres zonas designadas para ese propósito.

Pero la experiencia de Zhang, y de muchas otras personas, demuestra que los líderes chinos no toleran la disidencia pública, especialmente durante unos Juegos Olímpicos que esperan que muestren al país como una potencia amistosa y moderna. Zhang dijo que el día que fue a solicitar permiso, otras 20 solicitudes fueron entregadas y ninguna fue aceptada.

Liu Shaowu, Jefe de Seguridad del Comité Organizador de Beijing, dijo que las solicitudes para realizar protestas tienen que ser entregadas con cinco días de anticipación y recibirán una respuesta al menos 48 horas antes de la hora solicitada. Las protestas no deben afectar los "intereses nacionales, sociales y colectivos", afirmó en un comunicado.

[AP][foto: AP][r/edsa]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×