Mickelson sueña con su última oportunidad en Oakland Hills

Phil Mickelson es el favorito en las apuestas para Oakland Hills, su última oportunidad de ganar un torneo grande en un año que no le ha sido propicio.
 Phil Mickelson es el favorito en las apuestas para Oakland Hills, su última oportunidad de ganar un torneo grande en un año que no le ha sido propicio.

MEDIOTIEMPO | Agencias6 de Agosto de 2008

  • "Pero me sentí muy contento de haber estado en una posición de competir"

Phil Mickelson es el favorito en las apuestas para Oakland Hills, su última oportunidad de ganar un torneo grande en un año que no le ha sido propicio.

En el Masters hubo una tarjeta de 75 que lo dejó afuera. Y perdió una pelota en Royal Birkdale camino a un 78 en la primera rueda, un "major" que terminó para él antes de que pudiera asentarse en el terreno.

No es que este año haya sido un desastre para él ni mucho menos.

"Esta es una gran semana", dijo Mickelson el martes. "Porque hasta ahora mi temporada, con sólo dos triunfos, está bien. Pero si llego el domingo a ganar este certamen, en vez de bien estaría estupenda".

Mickelson desperdició una oportunidad de ganar el Campeonato Mundial de Golf en Firestone la semana pasada con tres bogeys en los cuatro últimos hoyos, si bien explicó el martes por qué no se alarmó.

"Evidentemente no me agradó cómo terminé", admitió. "Pero me sentí muy contento de haber estado en una posición de competir por el campeonato, de volver a ser competitivo, de tener una oportunidad en la que cada golpe contaba, y me puse en una situación de presión. Me habría encantado ganar la semana pasada, sin duda. Pero realmente necesitaba haber llegado así".

El vencedor en Firestone fue Vijay Singh, tres veces campeón de "majors" que ha ganado un título de dinero, ha sido el jugador del año de la PGA y estuvo número uno en el escalafón del mundo.

Pero así y todo, los programas deportivos se concentraron en Lefty al día siguiente. "¿Acaso estaban apreciando mi atuendo?", bromeó Mickelson.

Oakland Hills promete ser el "major" más disputado del año.

"Es más difícil que Torrey Pines", comentó Geoff Ogilvy.

Tiger Woods ganó el abierto estadounidense en Torrey Pines en un desempate después de terminar con un total de 283, apenas uno bajo par. Trevor Immelman conquistó el Masters con 280, ocho bajo par. Padraig Harrington se llevó el abierto británico con tres bajo par 283. Pero Ogilvy no tiene en cuenta el Royal Birkdale debido a vientos de 55 kilómetros (35 millas) por hora.

Mickelson confía en que su año apenas decente tenga un broche de oro aquí.

Woods estaba en la misma situación hace un año -sin una victoria en uno de los torneos grandes- cuando empató un récord de 63 en la segunda rueda en Southern Hills y defendió exitosamente su título en el campeonato de la PGA.

Hace tres años fue el mismo Mickelson. Había estado cuatro meses sin ganar hasta que triunfó en Baltusrol de punta a punta.

¿Podrá repetir la hazaña?

[AP][foto: AP][r/geca]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×