Beijing hierve de actividad y ansiedad en víspera de los JO

En la víspera de la gran fiesta de los Juegos Olímpicos, casi todo el mundo en Beijing parece estar practicando algo.
En la víspera de la gran fiesta de los Juegos Olímpicos, casi todo el mundo en Beijing parece estar practicando algo.
 En la víspera de la gran fiesta de los Juegos Olímpicos, casi todo el mundo en Beijing parece estar practicando algo.

MEDIOTIEMPO | Agencias7 de Agosto del 2008

  • Su única preocupación, es la persistente capa de contaminación

En la víspera de la gran fiesta de los Juegos Olímpicos, casi todo el mundo en Beijing parece estar practicando algo.

En el estadio cubierto, gimnastas chinos ensayan sus acrobacias ante los aplausos entusiastas de unos 200 voluntarios en las tribunas.

En la plaza frente al Estadio Nido de Pájaro, cientos de soldados con guantes blancos practican su propio deporte, marchan de manera impecable sin jamás perder el paso mientras sus oficiales vociferan órdenes.

Y casi en cada lugar alrededor de las instalaciones olímpicas pareciera ser que los chinos buscan mostrar sus habilidades, practicando su dominio del inglés.

A muchos claramente les cuesta.

"Please, hello", dice una mujer, mientras pasa su cámara fotográfica a un visitante para que le tome una foto frente al estadio. "Thank you, sorry".

Por suerte, no habrá Medallas en disputa en la competencia de lenguajes extranjeros. Aunque el esfuerzo debería recompensarse con oro. Y ciertamente el inglés de muchos chinos supera por mucho a los balbuceos en mandarín intentados por algunos occidentales.

Quizás más importante, las palabras de los chinos invariablemente van acompañadas de una sonrisa, aunque lo que digan no dé motivos para sonreir.

"Lo siento, está prohibido", advierte, sonriente, un soldado que bloquea el ingreso al Estadio Nido de Pájaro, donde aún se ensayaban detalles de la ceremonia inaugural, que muchos chinos pensaron nunca llegaría, y ahora está a sólo unas pocas horas de hacerse realidad.

Tras siete años y la inversión de miles de millones de dólares, los Juegos Olímpicos más grandes de la historia se inauguran el viernes con lo que todo indica será la más espectacular de las ceremonias inaugurales.

Los chinos no han dejado nada al azar.

Desde el flamante aeropuerto de acero y vidrio hasta el bosque verde que surgió alrededor de las instalaciones olímpicas todo es espectacular.

Incluyendo el mayor contingente de voluntarios de la historia olímpica. Cualquier consulta, produce una instantánea respuesta de cinco o seis de ellos, siempre ansiosos por ayudar, con sus impecables uniformes blanco y azul. Y sus sonrisas.

La mayoría no verá ninguna de las competencias, a no ser que les toque alguna de los codiciadas pero escasas asignaciones dentro de un estadio.

El entusiasmo de los chinos por los Juegos es evidente en todas partes.

Y esperan que nada opaque la gran fiesta.

Su única preocupación, es la persistente capa de contaminación que cubre la ciudad cada día, pese a los esfuerzos de las autoridades en meses recientes, que incluyeron cierre de industrias y severas restricciones a la circulación vehicular.

[AP][foto: AP][r/edsa]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×