El calor y la humedad atenazan a los atletas

Después de todas las preocupaciones sobre la contaminación de Beijing, al final de cuentas el sofocante calor y la humedad han resultado ser la cruz para los atletas en estos Juegos Olímpicos.
Después de todas las preocupaciones sobre la contaminación de Beijing, al final de cuentas el sofocante calor y la humedad han resultado ser la cruz para los atletas en estos Juegos Olímpicos.
 Después de todas las preocupaciones sobre la contaminación de Beijing, al final de cuentas el sofocante calor y la humedad han resultado ser la cruz para los atletas en estos Juegos Olímpicos.

MEDIOTIEMPO | Agencias10 de Agosto de 2008

  • Fue como una guerra de resistencia: Michael Rogers

Después de todas las preocupaciones sobre la contaminación de Beijing, al final de cuentas el sofocante calor y la humedad han resultado ser la cruz para los atletas en estos Juegos Olímpicos.

El sábado fue el primer día de competencias al aire libre, incluyendo la extenuante prueba de ruta en ciclismo sobre 245 kilómetros que comenzó en el centro histórico de Beijing y terminó en la Grand Muralla.

La espesa neblina que ha arropado la capital los últimos día aminoró un poco, al permitir que saliese un poco de sol durante un tramo que duró seis horas y media.

Lo peor, sin embargo, fue el calor y por ende la humedad que le acompaña, redondeando una sensación de térmica de 32 grados centígrados. Varios corredores tiraron la toalla mucho antes que se definiese la Medalla de Oro, al quedarse sin energía para completar la distancia.

"Las condiciones eran tan húmedas y tan calientes que más bien fue como una guerra de resistencia", comentó el australiano Michael Rogers, quien quedó quinto.

Para el victorioso español Samuel Sánchez, las condiciones lo llevaron al límite. "El calor y la humedad fueron extremos. Guardé piernas para la última vuelta".

El índice de contaminación de Beijing marcó 79, un descenso con respecto al día previo, aunque aún más elevado de lo que la Organización Mundial de la Salud considera sano. China mide como contaminación moderada niveles entre 51 y 100, y cualquier cifra sobre 100 es nociva para los niños y ancianos.

La AP ha efectuado sus propias mediciones desde mediados de julio en la Zona Verde, donde se concentran las principales instalaciones, analizándose el peor contaminante, una partículas de polvo conocidas como materia 10. La revisión del sábado mostró un nivel de 147 microgramos por metro cúbico, reflejando un notable descenso de las partículas y una mejor visibilidad.

Los dirigentes del Comité Olímpico Internacional se han mostrado particularmente preocupados sobre el impacto de la contaminación en los deportes de resistencia, como el maratón y ciclismo, que duran más de una hora.

Expertos en temas de salud aseguran que el riesgo de perjuicio de salud a largo plazo es mínimo para los atletas y visitantes por respirar aire contaminado durante unas semanas. Sin embargo, los atletas que se ejercitan tienden a respirar fuerte, y por lo tanto inhalan una mayor cantidad de aire sucio, lo cual puede provocar problemas respiratorios pasajeros.

[AP][foto: Xinhua][r/anor]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×