Disfrutan chinos triunfos olímpicos sin olvidar vicio de telenovelas

Será mucha la fiebre olímpica en Beijing, pero no tanto como para que los chinos se olviden de las telenovelas.
Será mucha la fiebre olímpica en Beijing, pero no tanto como para que los chinos se olviden de las telenovelas.
 Será mucha la fiebre olímpica en Beijing, pero no tanto como para que los chinos se olviden de las telenovelas.  (Foto: Bernardo de Niz, Notimex)
(Notimex) -

MEDIOTIEMPO | Agencias13 de Agosto del 2008

  • Más de díez canales chinos siguen los JO

Será mucha la fiebre olímpica en Beijing, pero no tanto como para que los chinos se olviden de las telenovelas.

Día y noche los más de 10 canales de la televisión nacional y otros tantos de Beijing dan seguimiento a las incidencias de la vigésima novena Olimpiada, sobre todo de las cotidianas hazañas de los deportsitas chinos, pero sin dejar de lado el viejo vicio de los dramas de la vida real en la pantalla chica.

Durante el día, la CCTV y la BTV cubren su programación con una gran variedad de eventos olímpicos, desde los populares basquetbol, halterofilia y gimnasia, hasta otros como tenis y regatas, donde los chinos ya empiezan a cobrar notoriedad.

Y en la madrugada se pueden ver una gran variedad de resúmenes y repeticiones de los momentos más emotivos de las competencias, como fue la prueba de clavados sincronizados de plataforma, donde las mexicanas Paola Espinosa y Tatiana Ortiz se quedaron con el bronce.

Al menos los primeros 10 canales del espectro televisivo en Beijing siguen de cerca el desarrollo de los Juegos Olímpicos y si se va más allá con el control remoto, siguen uno tras otros los canales con programación olímpica.

Pero los Juegos no han sido motivo para que la televisión china, de escasa presencia estadounidense, deje de lado al sentimental género telenovelero, en otros años alimentado con producciones mexicanas en las que Verónica Castro era la estrella.

Hay tantos canales dedicados a los Juegos Olímpicos como a las telenovelas, cuyas temáticas, a juzgar por conmovedoras escenas, pese a la deconocimiento del idioma chino, son idénticas a la tradicional escuela mexicana.

Mientras en un canal un par de expertos entrevistan a un nuevo héroe deportivo del gigante asiático, en otro aparece un joven enamorado escuchando las desventuras de una bella, pero indefensa chica que se encuentra a expensa de un desalmado villano.

La escena se desarrolla en unos canales similares a los de Xochimilco. El villano intenta someter a la bella protagonista en una barcaza, también parecida a las de Xochimilco, y el héroe, listo para entrar a escena, se esconde detrás de un árbol a la orilla del canal.

Cuando el maloso lanza su golpe letal, el humilde galán sale de entre la vegetación para arrojarle algún arma digna de "Kungfú Panda" y el villano cae al agua sin lograr su malévolo cometido.

En otro canal, de los muchos que todo el día dedican amplio espacio al género, un tipo rudo y calvo, pero con bigote como de Sergio Goyri, desprecia a una jovencita de buenas hechuras y delicadas formas.

-Lo nuestro no puede ser -parece decirle el "Sergio Goyri", muy seguramente después de que ella le diera la prueba de su amor.

Ella, abnegada como siempre lo fue Victoria Ruffo, soporta el desaire amoroso con estoicismo y orgullo, sin dejar salir las lágrimas que humedecen su tristeza, sabedora de que al final el amor siempre tiene la razón.

Entonces, el "Sergio Goyri", altanero a todas luces, intenta hacerla suya una vez más, pero con desprecio, mientras "Victoria Ruffo" trata de repelerlo, con muy poco afán por cierto. En el momento cumbre, faltaba más, el canal manda a comerciales dejando al telespectador en ascuas.

La programación matutina tiene, además de toneladas de telenovelas y pruebas olímpicas, programas para la mujer donde lo mismo puede aprender a cocinar algún práctico platillo que la última novedad contra las "patas de gallo".

Sólo hacia los últimos canales en la oferta de la televisión de paga, cadenas estadounidenses como Cinemax y HBO hacen acto presencia, pero sensiblemente opacadas por el vendaval olímpico y los amoríos frustrados que tanto gustan a la masa.

[ntx][foto: B. de Niz/MEXSPORT][r/osra]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×