Regresan a México Pérez y Espinoza forrados de Oro

La noche de ayer arribaron a la Ciudad de México los taekwondoínes María del Rosario Espinoza y Guillermo Pérez, los únicos atletas mexicanos que lograron la presea dorada en los Juegos Olímpicos...
La noche de ayer arribaron a la Ciudad de México los taekwondoínes María del Rosario Espinoza y Guillermo Pérez, los únicos atletas mexicanos que lograron la presea dorada en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.
 La noche de ayer arribaron a la Ciudad de México los taekwondoínes María del Rosario Espinoza y Guillermo Pérez, los únicos atletas mexicanos que lograron la presea dorada en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.  (Foto: Notimex)

Karina Xicotencatl | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 29 de Agosto de 2008

  • El taekwondo es un sistema de vida: Pérez
  • Se cierra un ciclo olímpico pero comienza otra etapa: Espinoza

La noche de ayer arribaron a la Ciudad de México los taekwondoínes María del Rosario Espinoza y Guillermo Pérez, los únicos atletas mexicanos que lograron la presea dorada en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Después de un vuelo demorado por más de ocho horas, los mexicanos llegaron a suelo nacional con una sonrisa de oreja a oreja, con buena disposición y olvidando el cansancio del viaje, dieron una conferencia de prensa en la Sala de Usos Múltiples en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional Benito Juárez.

Pérez subió al podio olímpico tras vencer en la división de -58 kilogramos, por decisión de los jueces al peleador dominicano Gabriel Mercedes, una vez que la contienda por la Medalla de Oro había terminado empatada. El peleador de 28 años señaló que sabe que en el futuro su exposición en los medios de comunicación será considerable, sin embargo, está listo para no perder el suelo y para conservar la humildad y la actitud que lo matenga en zona de competencia ya que quiere llegar a Londres 2012.

"Es importante es saber que el taekwondo es un sistema de vida en el cual uno se forma, creo que seguiremos manteniendo el mismo nivel de vida, sabemos que habrá más cámaras y muchas más cosas, pero cuando uno está tranquilo de lo que uno tiene eso (la fama) es extra. Yo vengo de una familia sin muchos recursos económicos que nos ha dado una buena educación y esa es la base para que no nos deslubre ni el dinero, ni toda la gente que esté cerca de nosotros que antes no estaba", señaló Memo al tiempo que agradeció a su familia, novia y amigos en todo el Estado de Michoacán por el apoyo incondicional en cada momento.

"Estoy disfrutando mucho de este triunfo y quiero compartirlo y agradecerle a la gente de Michoacán por el apoyo que me brindó siempre sin importar si llegaba a casa con una derrota. A mi familia y a mi novia que me apoyó en los buenos y malos momentos. Estoy muy agradecido de vivir esta experiencia, de nacer mexicano y de darle este triunfo a todo mi país".

Por otra parte Espinoza, quien colocó al Estado de Sinaloa en el mapa del mundo tras convertirse en Campeona Olímpica luego de vencer a la noruega Nina Solheim, en la división de +67 kilogramos; aseguró que ha quedado atrás el ciclo Beijing 2008 y que ha comenzado uno nuevo para la justa veraniega en el 2012.

La peleadora de 20 años no se conforma con la presea dorada, está dispuesta a ser un ejemplo para la niñez y en empeñarse cada vez más para seguir cosechando triunfos.

"El resultado fue muy bueno para los dos, en este momento se vienen muchas cosas extradeportivas pero hay que saber muy bien en dónde estamos y hacia dónde queremos ir en el futuro, en mi caso también vengo de una familia muy humilde y ellos me han enseñado siempre a tener claros mis objetivos en la vida y eso se los agradezco mucho.

"Se cierra un ciclo olímpico pero comienza otra etapa, tenemos muchos campeonatos mundiales, Juegos Panamericanos, Centroamericanos y otros Juegos Olímpicos (2012) y esa es la próxima meta no conformarme con lo que he logrado hasta el momento sino buscar más".

Por úlitimo el entrenador José Luis Onofre agradeció a las entidades deportivas de México por el apoyo otorgado para preparar a los atletas. También mencionó lo importante que ha sido para los taekwondoines el apoyo incondicional de la familia.

Onofre aseguró que la Federación Mexicana de Taekwondo trabaja en nuevos talentos jóvenes que promedian tan sólo 20 años de edad por lo que, de existir mayores apoyos, podrían darse resultados en el futuro como los que consiguieron Pérez y Espinoza.

"Quiero agradecer todo el apoyo de los equipos multidisciplinarios, de los integrantes de la Selección Nacional y también el apoyo que se tuvo de las autoridades para realizar los campamentos que se programaron e indudablemente a todos los papás porque son la pieza clave para conseguir este resultado positivo.

"Tenemos un equipo con un promedio de 20 años de edad y si continuamos y las autoridades nos siguen apoyando como hasta este momento yo creo que podemos conseguir buenos resultados, pero este apoyo no sólo debe de darse justo en el año olímpico sino durante todo el proceso de cuatro años y esperamos contar con ello", remató.

[mt][foto: Mexsport][r/anor]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×