Beijing fue ';impresionante';, dicen los nicaragüenses

Para los atletas nicaragüenses que integraron la Delegación que participó en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, la experiencia vivida en China en la justa deportiva se resume a sólo una...
 Para los atletas nicaragüenses que integraron la Delegación que participó en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, la experiencia vivida en China en la justa deportiva se resume a sólo una palabra: "impresionante".

MEDIOTIEMPO | Agencias1 de Septiembre de 2008

  • Terminaron impresionados con China

Para los atletas nicaragüenses que integraron la Delegación que participó en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, la experiencia vivida en China en la justa deportiva se resume a sólo una palabra: "impresionante".

Para los seis atletas nicaragüenses, China dejó al mundo con la boca abierta, y ellos simplemente terminaron impresionados con China, a pesar de que "cuando llegamos, lo más difícil fue respirar por el smog en el ambiente", confesaron al diario "La Prensa" de Managua, Nicaragua.

El primero en hablar para el rotativo nicaragüense fue Omar Núñez, de 24 años, nadador de 50 metros libres, quien junto a sus cinco compañeros ofreció sus impresiones para el periódico.

"El Cubo de Agua" es impresionante, fueron las primeras frases ofrecidas por el atleta. Lo que más impresionó de estos Juegos Olímpicos fueron los escenarios deportivos de Beijing. "¡El Cubo de Agua es impresionante! Ahí alcanzan 30.000 personas. Me gustó más el Cubo de Agua que El Nido de Pájaro", subrayó Núñez.

Para Núñez, el Nido de Pájaro tiene su belleza y encanto, pero no le gustó que en él se realizaran varios eventos al mismo tiempo. "Me gustó más el Cubo de Agua que el Nido de Pájaro".

"Fui una sola vez al Nido a ver la participación de los muchachos (Jéssica y Juan), pero, por lo general ahí hay varios eventos en el mismo momento, y entonces casi no me gustó. No es como la piscina donde están los ocho nadadores y va un evento después del otro".

Aseguró que lo más difícil de esta experiencia fue adaptarse al horario: "Teníamos 14 horas de diferencia. Pasé dos días con sueño, tratando de descansar todo lo posible".

Para Jessica Aguilera, de 23 años, Velocista 100 metros planos: "No es cualquier cosa correr con Campeones Mundiales".

"Para mí fue muy impresionante ver aquellas personas que nos estaban esperando en el aeropuerto y que, a pesar de no conocernos y saber muy poco de Nicaragua, nos recibieron con los brazos abiertos. Surgió entre nosotros un sentimiento muy bonito, de corazón. Al despedirnos, las edecanes lloraron", cuenta la joven deportista.

Recuerda Jessica que en la pista corrió en el carril uno, y a la par tenía a la Campeona jamaicana de 100 metros, Shelly-Anna Fraser. "No es cualquier cosa correr a la par de Campeones Mundiales".

"Me sentí llena de confianza. Yo pienso que no hay fracaso en la vida, que hay que seguir adelante. Escuchar los aplausos fue maravilloso. Cuando se presentó Nicaragua, los corredores también aplaudieron, aunque no fuera la favorita. La gente me regaló un aplauso por estar ahí".

Walter Martínez, de 41 años, competidor de tiro, cuenta que visitó la Muralla China, la Ciudad Prohibida y el Mercado de Seda.

"En Beijing las instalaciones son bellas. Pero lo que más marcó fue la gente, los voluntarios. Prácticamente los voluntarios hicieron los Juegos, fueron la cara del Comité Organizador".

En la Villa Olímpica, la Delegación Nicaragüense estuvo hospedada en los primeros dos pisos. "Yo competí el 15 de agosto, después de eso, mi entrenador y yo estuvimos metidos en las demás actividades. Visitamos la Muralla China, la Ciudad Prohibida, fuimos al Mercado de Seda, que es un edificio de 10 pisos".

"Juan Miguel Zeledón fue el último de nosotros en competir; él corrió el 17 de agosto. Entonces, ese día fuimos todos a verlo. También vi a Jessica llorar después de su competencia".

"Yo siento que nosotros fuimos a hacer nuestro papel, y lo hicimos con dignidad, con resultados reales a nuestra realidad. Otros llegaron a hacer escándalo".

"Uno donde va se plantea expectativas favorables, confiando en las capacidades para hacer un buen papel. Yo competí en dos eventos, el día 11 en rifle de aire y el día 15 en rifle tendido", apuntala Zeledón.

"Me hubiera gustado hacer un récord nacional, pero en realidad las condiciones de ese momento no me lo permitieron. Faltó una preparación psicológica más elaborada, con más cuidado para llevar a cabo el ejercicio, hacer un ensayo mental de la competencia".

Karla Moreno, de 20 años, levantadora de pesas: "Me sentí bien al estar con los mejores del mundo. Todos los de la Delegación nos sentíamos muy felices de realizar nuestro sueño. .Valió la pena ir a los Juegos Olímpicos! Es cierto que no íbamos a ganar medallas, pero fue una experiencia muy buena".

"El viaje fue muy cansado, pero eso no impidió la emoción. Todo nos llamó la atención. Todo era muy bonito".

"Me sentí bastante bien al estar en el mismo lugar que los Campeones Olímpicos, los mejores del mundo. Esta experiencia la aproveché bastante, voy a seguir entrenando para dar lo mejor de mí".

"Me encantó todo, desde el lugar donde estábamos hospedados. Y hubo bastante compañerismo".

Para la joven atleta, "es la primera vez que voy a unas Olimpiadas y se siente bien, con ganas de seguir entrenando y dar lo mejor".

[Xinhua][foto: Xinhua][r/edsa]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×