Las Williams vuelven a encontrarse en un Grand Slam

Comparten familia y deporte. Los patrocinadores y el entrenador son los mismos, así como una regularidad de logros en los Grand Slams que supera a sus rivales.
Comparten familia y deporte. Los patrocinadores y el entrenador son los mismos, así como una regularidad de logros en los Grand Slams que supera a sus rivales.
 Comparten familia y deporte. Los patrocinadores y el entrenador son los mismos, así como una regularidad de logros en los Grand Slams que supera a sus rivales.

MEDIOTIEMPO | Agencias2 de Septiembre de 2008

  • Yo sé que ella puede olvidarse del asunto familiar: Serena

Comparten familia y deporte. Los patrocinadores y el entrenador son los mismos, así como una regularidad de logros en los Grand Slams que supera a sus rivales.

Pero Venus y Serena Williams no lo hacen todo en equipo. En su práctica del martes para su choque de Cuartos de Final del Abierto de Estados Unidos, las hermanas buscaron canchas adyacentes.

Suelen practicar juntas. Pero no esta vez. Claro que no con lo que estará en juego la noche del miércoles al toparse por 17ma vez como profesionales. Su padre, quien junto a su madre se alternan para entrenarlas.

Más tarde, cuando el ensayo terminó, las hermanas se fueron cada una por su lado de Flushing Meadows. Mientras Serena caminaba sola hacia la zona de estacionamiento, mirando mensajes de texto en su celular rosado, le preguntaron si ya ha dejado de ser duro tener que mirar al otro lado de la red durante un partido y ver a Venus.

"Cada vez se hace más fácil", dijo Serena.

El récord mutuo es de 8-8 y también están empatadas 5-5 en duelos de Grand Slams.

Su duelo por el campeonato de Wimbledon en julio, cuando Venus se adjudicó su quinto título en el All England Club y le negó el que hubiese sido el tercero de Serena, se caracterizó por potencia y precisión. Exhiben un tenis de alto nivel que casi siempre sacan a relucir ante otras mujeres, pero el cual les ha costado mostar en las grandes citas.

Finalmente, da la impresión, que logran dejar a un lado el detalles que son hermanas y se sueltan sin miramientos.

"Yo tengo mi carrera y ella la suya", dijo Serena el lunes tras derrotar 6-2, 6-2 a la francesa Severine Bremond en la cuarta ronda. "Yo sé que ella puede olvidarse del asunto familiar, así que yo también".

Venus habló de la misma forma tras su victoria 6-1, 6-3 sobre la polaca Agnieszka Radwanska. Poniendo vista a los Cuartos de Final, Venus dijo sobre Serena: "Será una tremenda valla, tengo que superarla para ganar este campeonato. Así es como yo lo veo, tratar de ganar el torneo".

Las Williams han ganado dos veces cada una el Open estadounidense: Serena en 1999 y 2002, Venus en 2000 y 2001. Su último duelo en Flushing Meadows fue el título en 2001, y marcó la primera vez que dos hermanas se enfrentaron en la Final de un Slam desde que Maud y Lillian Watson dirimieron el primer cetro de Wimbledon en 1884.

Venus y Serena volvieron a enfrentarse en la Final de 2002, parte de un periodo en el que se encontraron en cinco de seis partidos de campeonatos en los Slams. Era cuando ambos se alternaron en el primer lugar de la cima de los rankigs y eran las figuras dominantes.

Pero largos lapsos de inactividad, debido en cierta medida a lesiones, causaron un descenso en los rankings. Serena es ahora misma la número 3 y Venus la 8, lo cual hizo que la suerte del sorteo las pusiesen en el mismo lado de la llave.

Justine Henin, Maria Sharapova, Kim Clijsters y otras pasaron a acaparar los títulos, ascendiendo a la cima. Con Henin y Clijsters retiradas, Sharapova fuera por una lesión y la actual número uno Ana Ivanovic eliminada en la segunda ronda, el camino les quedó despejado en este torneo.

Las hermanas, ambas acercándose a los 30 años, han vuelto a ser prominentes. Serena puede incluso volver al primer lugar del del ranking.

[AP][foto: Xinhua][r/anor]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×