X Games, una olla de presión que amenaza con explotar

Las emociones siempre suelen ser insuficientes para lo que provocan los deportes extremos. Golpes, rasguños, moretones, cicatrices que vuelven a sangrar y algunos que solamente ya no pueden...
Las emociones siempre suelen ser insuficientes para lo que provocan los deportes extremos. Golpes, rasguños, moretones, cicatrices que vuelven a sangrar y algunos que solamente ya no pueden levantarse.
 Las emociones siempre suelen ser insuficientes para lo que provocan los deportes extremos. Golpes, rasguños, moretones, cicatrices que vuelven a sangrar y algunos que solamente ya no pueden levantarse.  (Foto: Héctor Carbajal, Notimex)

Gerardo Castillo Soto | MEDIOTIEMPOCiudad de México, 20 de Septiembre del 2008

  • Música, golpes y arte reunidos con un solo fin: la libertad

Las emociones siempre suelen ser insuficientes para lo que provocan los deportes extremos. Golpes, rasguños, moretones, cicatrices que vuelven a sangrar y algunos que solamente ya no pueden levantarse.

Eso y más se vive en el Palacio de los Deportes, en los segundos X Games que se llevan a acabo en la Ciudad de México. Los Skateboarding, los motocross y bikescore son quienes en esta tarde sabatina le ponen el sabor y adrenalina a los miles de aficionados que se dieron cita puntualmente.

A pesar de la larga espera todo se vuelve un hervidero de pasiones, una olla de presión que empieza a amenazar con hacer explosión cuando toda la gente tendrá la difícil tarea de escoger al mejor de la tarde.

Skaet Street, BMX Street, Moto X Best Trick (Mejor truco) y Moto X Step Up son las férreas disciplinas a vencer. Y todos los gladiadores, mejor conocidos como guerreros callejeros son los encargados de vencerlas.

El Pabellón Este del inmueble es el escenario en donde todos los "patinetos" hacen sus piruetas y sus mejores trucos para llegar a la cima del mundo. Es aquí en donde las almas hacen mayor escándalo con los aplausos, gritos y alaridos.

En el Pabellón Oeste están reunidos todos los patrocinadores quienes realizan una verdadera verbena. Concursos de bateristas, chicos que empiezan a hacer sus primeros pininos en las patinetas, se suben en un emulador hasta ser derribados, cual toro mecánico.

Hay un espacio para la música y obvio, una fiel disciplina artística, el acompañante inseparable: el graffiti. Unas paredes que se comienzan a llenar de mundos raros e irreales; de realidades extrañas y un tanto surreales, pero que expresan a final de cuentas la libertad de la juventud.

Está el stand de las competencias humanas, recorren un camino estrecho en un globo inflado donde a base de empujones y fuerza tiene que llegar el más fuerte.

Y es así como se vive la tarde en el primer día oficial de las competencias de los segundos X Games de la Ciudad de México.

[mt][foto: H.Carbajal/MEXSPORT][r/edsa]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×