Memo Rojas y un título que casi termina en tragedia

A falta de dos carreras para el final, la temporada era tan brillante para el mexicano Guillermo Rojas y el estadounidense Scott Pruett que se daban el lujo de machacar uvas para preparar la...
 A falta de dos carreras para el final, la temporada era tan brillante para el mexicano Guillermo Rojas y el estadounidense Scott Pruett que se daban el lujo de machacar uvas para preparar la cosecha 2008.  (Foto: Omar Martínez, Notimex)
(Notimex) -

MEDIOTIEMPO | Agencias24 de Septiembre de 2008

  • "Es un título muy valioso que todo piloto desea en su carrera"

A falta de dos carreras para el final, la temporada era tan brillante para el mexicano Guillermo Rojas y el estadounidense Scott Pruett que se daban el lujo de machacar uvas para preparar la cosecha 2008.

Como merecido receso en un año dominante, Pruett invitó a Memo a su casa de California, donde convivieron durante una semana y pasaron largo rato en los viñedos del inmenso jardín del veterano, todo un aficionado a los buenos vinos.

Paea entonces, mientras trituraban uvas a la vieja usanza, es decir, con los piés, nada ni nadie se interponía en el camino de la dupla del Ganassi Racing hacia el título de la Grand American Series en la estelar categoría de los Daytona Prototipos, como dulce venganza a un 2007 en que se lo quitaron a la mala.

Entonces, sobrevino la tragedia. Pruett chocó a la entrada de la recta en la nueva pista de Nueva Jersey el día de entrenamientos y no sólo destrozó el auto Lexus-Riley y comprometió el campeonato, sino que estuvo cerca de perder la vida.

"Fue una escena bastante fea. Nunca había estado nada semejante, el auto estaba destrozado. Scott tenía la viscera rota y estaba inconciente, con los ojos cerrados y la cabeza sobre el piso. Por ahí empezaron los comentarios fatalistas", relató Rojas a su regreso a México tras conseguir el título de la Gran-Am.

Ese fue el momento más difícil en la temporada para la dupla del Ganassi, que con sus seis triunfos en 14 carreras, incluidas las 24 Horas de Daytona, además de dos posiciones de privilegio y ocho podios, obtuvieron con holgura el cetro.

Como ha pasado incontables ocasiones en el automovilismo, la tragedia casi se escribe por caprichos del destino. "Ya habían llamado a Scott a pits, yo ya tenía el casco puesto porque seguía mi turno, pero él dijo ';una vuelta más';. De repente, ya no lo escuchamos por el radio".

"Afortunadamente no le pasó nada", recordó Memo; después, mientras Pruett se recuperaba en el hospital, el equipo tuvo que reconstruir un auto de exhibición, almacenado en el taller de Indianápolis, y transformarlo en coche de carreras para la penúltima fecha del calendario.

En 24 horas, la escudería hizo la hazaña. "Arrancamos en último lugar y no di una sola vuelta de práctica, ni siquiera ajustamos el auto, pero logramos terminar en noveno. Ahí fue cuando peligró el título, pero el equipo sacó la casta".

Ya con el título en la mano y de vuelta en casa, Rojas rebosa de felicidad: "Es un título muy valioso que todo piloto desea en su carrera. Fueron muchos años de esfuerzo. afortunadamente ya estoy en los libros de historia del automovilismo mexicano".

Memo Rojas se siente halagado por el título, sobre todo por esos dos años (2005 y 2006) que estuvo sin asiento, pero de ninguna manera permite que le compare con Pedro Rodríguez, campeón de los prototipos hace 27 años, ni, en contraparte, con Luis "Chapulín" Díaz, quien nunca logró el campeonato en la misma serie y con el mismo equipo.

El piloto capitalino tiene la seria intención de refrendar el campeonato el año próximo y de entrada Pruett parece tener los mismos planes, sin embargo tampoco están cerrados a estudiar nuevas opciones.

Dedicó la corona a sus patrocinadores, prensa y familiares, en especial a su padre, del mismo nombre, una ex figura del automovilismo nacional que le enseñó las bases de este deporte y que, con el paso de los años, aún lo regaña.

[ntx][foto: D. Leah/MEXSPORT][r/geca]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×