Se impusieron récords memorables en JO México 68

Los Juegos Olímpicos de México 1968 dejaron una huella profunda en la historia del deporte mundial, con récords memorables que estuvieron vigentes por más de dos décadas, como el impresionante...
Los Juegos Olímpicos de México 1968 dejaron una huella profunda en la historia del deporte mundial, con récords memorables que estuvieron vigentes por más de dos décadas, como el impresionante salto del estadounidense Bob Beamon.
 Los Juegos Olímpicos de México 1968 dejaron una huella profunda en la historia del deporte mundial, con récords memorables que estuvieron vigentes por más de dos décadas, como el impresionante salto del estadounidense Bob Beamon.
(Notimex) -

MEDIOTIEMPO | Agencias12 de Octubre de 2008

  • La natación dio 23 nuevas marcas

Los Juegos Olímpicos de México 1968 dejaron una huella profunda en la historia del deporte mundial, con récords memorables que estuvieron vigentes por más de dos décadas, como el impresionante salto del estadounidense Bob Beamon.

Por primera vez en la historia de la justa universal, se utilizó el poliuretano de marca tartán para la pista de atletismo y de inmediato los resultados saltaron a la vista, pues en aquella ocasión se batieron 26 récords del mundo en esta disciplina.

La pista de poliuretano contribuyó para que la barrera de los 10 segundos en la prueba "reina", los 100 metros planos, fuera rota por el estadounidense Jim Hines, quien detuvo el cronómetro en 9.95 segundos.

Mientras, Beamon sorprendió al mundo cuando se levantó por los aires para establecer una marca que causó escándalo en esa época, 8.90 metros en el salto de longitud, récord que permaneció vigente por más de 22 años.

Otro salto inolvidable fue el que realizó el también estadounidense Dick Fosbury, quien conmocionó al mundo entero con su nueva y revolucionaria técnica, que desplazó la antigua manera de saltar el listón que se utilizaba entonces y que se conocía como "salto de tijera".

Fosbury impuso récord mundial con 2.24 metros de altura, pero su nombre quedó grabado para siempre con su innovador estilo.

En varias disciplinas se implantaron marcas mundiales en ese momento, pero el atletismo arrojó 26 récords en las ramas femenil y varonil, superando por mucho las plusmarcas que se establecieron en otras disciplinas como la natación.

Todo esto sucedió en el mítico Estadio Olímpico Universitario, que vivió momentos gloriosos en aquellos XIX Juegos Olímpicos de México 1968, pero también la Alberca Olímpica "Francisco Márquez" tuvo instantes memorables.

Ahí la reina fue la estadounidense Debbie Meyer, quien ganó tres medallas de oro en los 200, 400 y 800 metros libres, y en todas estas pruebas impuso récord mundial.

En total se impusieron 64 marcas en aquella justa deportiva, que hace 40 años causó fulgor por las innovaciones tecnológicas y deportivas, ya que fueron los primeros transmitidos vía satélite a todo el mundo.

La natación dio 23 nuevas marcas, 11 en la rama varonil y 12 en la femenil; 18 en el atletismo varonil y ocho en femenil; cinco más en tiro deportivo; tres en ciclismo y seis en halterofilia.

[ntx][r/geca]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×