Tommie Smith y John Carlos una lucha reconocida en 2008

Durante los Juegos Olímpicos celebrados en la Ciudad de México en 1968, existió un suceso que marcó para siempre esta justa deportiva, ya que unos personajes representaron a toda una causa social...
Durante los Juegos Olímpicos celebrados en la Ciudad de México en 1968, existió un suceso que marcó para siempre esta justa deportiva, ya que unos personajes representaron a toda una causa social que mediante su raza dieron brillo al deporte de los Estado
 Durante los Juegos Olímpicos celebrados en la Ciudad de México en 1968, existió un suceso que marcó para siempre esta justa deportiva, ya que unos personajes representaron a toda una causa social que mediante su raza dieron brillo al deporte de los Estado
(Notimex) -

MEDIOTIEMPO | Agencias12 de Octubre de 2008

  • Lo realizado por Smith y Carlos, cambió mucho de lo establecido

Durante los Juegos Olímpicos celebrados en la Ciudad de México en 1968, existió un suceso que marcó para siempre esta justa deportiva, ya que unos personajes representaron a toda una causa social que mediante su raza dieron brillo al deporte de los Estados Unidos.

El 17 de octubre en el estadio Olímpico de Ciudad Universitaria se llevó a cabo la Final de los 200 metros planos, sobre una pista de poliuretano de marca tartán, que llevó a la inmortalidad a dos velocistas de raza negra, ganadores de la medalla de Oro y Bronce.

El valor con que Tommie Smith y John Carlos, alzaron el puño dentro de un guante negro, mostró al mundo la protesta más vista en vivo y en directo, ya que los Juegos Olímpicos de México 1968, fueron los primeros en transmitirse por televisión en el mismo momento donde se daban las competencias.

Tommie Smith y John Carlos, ganaron la medalla de oro y bronce respectivamente, sólo que la hora de entonarse el himno nacional de los Estados Unidos, los corredores alzaron el brazo, empuñando un guante negro y bajando la cabeza en protesta ante el racismo que se vivía en su nación, donde los de su raza padecían el odio de los blancos.

De inmediato, el acto desató un sinnúmero de reacciones, la primera encabezada por el presidente del Comité Olímpico Internacional, el estadounidense Avery Brundage, quien ordenó la expulsión de los atletas y el retiro de las medallas.

El 18 de octubre de 1968, Smith y Carlos ya habían sido sacados de la Villa Olímpica y regresados a Estados Unidos, donde desde su llegada fueron víctimas de sus enemigos de color, quienes de inmediato los dejaron sin trabajo, algo se se prolongó por muchos años.

A su llegada al país que los vio nacer, los medios de comunicación los llamaron de muchas maneras, todas alusivas a su color y que fueron desde cobardes hasta traidores a la patria, en el mejor de los casos.

Ellos como sus familias fueron perseguidos por mucho tiempo y encontraron 40 años después un reconocimiento a su lucha, cuando fueron premiados con el "Arthur Ashe al Valor" dentro la entrega a lo más destacado en deportes en el ESPY 2008, evento organizado por la cadena televisiva ESPN.

Un auditorio lleno hasta los topes, se levantó para reconocer el valor de estos hombres de raza negra, afroamericanos, que tuvieron el razonamiento extraordinario de cambiar un par de medallas por la dignidad de su color y el movimiento social que esto representaba.

Al programa televisivo se dieron cita deportistas y autoridades de todas las razas, lo más granado del deporte mundial y de Estados Unidos, y todos se pusieron de pie y aplaudieron con el corazón en la mano, cuando el presentador dio paso a Tommie Smith y John Carlos.

La ovación fue enorme y las palabras de la seis veces ganadora de medalla olímpica Jackie Joyner Kersee, retumbó en todas las paredes del auditorio, así como en todos los televidentes que tuvieron el honor de ser testigos de una justicia que tardó 40 años y que inició para ellos el 17 de octubre de 1968.

Jackie exclamó " Lo grande de ellos fue que estuvieron dispuestos a sacrificar su carrera por algo mucho más grande que una medalla de oro o bronce". A las palabras de la atleta, se unieron muchas más e inclusive otras -muy pocas- que estuvieron en contra de Smith y Carlos.

La aparición de los homenajeados no pudo ser más explosiva, sin quedarse alguno sentado, la carretada de apalusos se hizo dueña del evento, donde se dio un reconocimiento a su valor en un coro donde había voces de blancos, negros, latinos y de todo el mundo a través de sus televisores.

Fueron minutos de reflexión y al final se obtuvo un reconocimiento a una lucha que arrancó hace 40 años y que denunció en su momento la opresión y discrimanación de que eran víctimas todos los negros de Estados Unidos. Lo realizado por Smith y Carlos, cambió mucho de lo establecido en Estados Unidos, inclusive, la música dejó de un lado el sufrido blues y pasó a las canciones de James Brown, un negro alegre que gritó a todo lo que daba "Soy negro y estoy orgulloso de serlo" y "Please, please".

Tommie Smith, nació un 5 de junio en la ciudad de Clarksville, Texas, en el año de 1944, mientras que John Carlos, lo hizo otro 5 de junio de 1945, en el Harlem de la ciudad de Nueva York. Los velocistas tenían 24 y 23 años respectivamente cuando prendieron al mundo.

[ntx][r/geca]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×