Ramiro Almanza Loera: Energía pura

La Temporada 2008-2009 de la LNBP sigue avanzando y Barreteros se mantiene de la mano del éxito. Hay mucho trabajo que ha aportado a las 10 victorias conseguidas hasta el momento: la labor de la...
 La Temporada 2008-2009 de la LNBP sigue avanzando y Barreteros se mantiene de la mano del éxito. Hay mucho trabajo que ha aportado a las 10 victorias conseguidas hasta el momento: la labor de la Directiva para armar el equipo, el compromiso de todos los j

MEDIOTIEMPO | Redacción14 de Octubre del 2008

  • Barreteros tiene algo que nunca antes había tenido: una sólida banca

La Temporada 2008-2009 de la LNBP sigue avanzando y Barreteros se mantiene de la mano del éxito. Hay mucho trabajo que ha aportado a las 10 victorias conseguidas hasta el momento: la labor de la Directiva para armar el equipo, el compromiso de todos los jugadores, la estrategia de Alex Rivera, el empuje de la afición, etc.

Más allá de todos estos importantes elementos, este año Barreteros tiene algo que nunca antes había tenido: una sólida banca. Generalmente, cuando se empiezan a hacer sustituciones, el equipo y sus seguidores temen que baje el nivel de juego. Este año los jugadores de relevo zacatecanos infunden mucho miedo en los rivales.

Los hombres de la banca de cantera y plata no sólo tienen gran talento, además enriquecen al equipo con su garra, entrega y entusiasmo. Perfecto ejemplo de esto es uno de los Barreteros más populares, apasionados y divertidos, el carismático Ramiro Almanza Loera.

Se trata de un hombre que siempre deja todo en la cancha y, además, cuenta con un certero tiro exterior capaz de encender a su equipo y a la afición. Hasta el momento se encuentra entre los principales "pistoleros" de la Liga, clavando 2.25 triples por juego y acertando en un asombroso 55% de sus intentos de larga distancia.

Ramiro nació un 28 de marzo de 1981 en Grand Prairie, una ciudad muy cercana a Dallas en Texas. Aunque técnicamente nació en Estados Unidos, por sangre y por convicción es mexicano. Su padre Juan Antonio Almanza es originario del Distrito Federal, mientras que su mamá María Guadalupe Loera vio la primera luz en Monterrey.

Entre sus planes a futuro contempla establecerse en nuestro país. Incluso señala "siempre he tenido ese sueño, siempre he querido vivir y quedarme en México".

Irónicamente, para alguien que nació y creció en el vecino país del norte, Ramiro empezó a jugar baloncesto en México. Específicamente en Xalapa, donde cada verano-–desde los 11 años- visitaba a unos tíos que residen en esa ciudad. "Estaba con mis familiares y ellos no querían jugar futbol. Íbamos a jugar baloncesto, así me inicié. Después de regreso en Estados Unidos, fui tomándolo en serio y participé en los equipos de mis escuelas, secundaria y preparatoria".

Más adelante, su talento lo llevó a hacer una carrera en el baloncesto universitario. Se desempeñó de manera destacada con el Voorhees College, de la NAIA en sus primeros dos años, y luego se transfirió a la Cameron University, de la NCAA D2, en Oklahoma.

Aunque su talento lo orientó al profesionalismo y México se veía como una gran opción, con propuestas de equipos como Torreón y Veracruz, su camino hacia la Liga Nacional de Baloncesto Profesional resultó poco ortodoxo.

"Un chico de Juan Aldama, que vive en Grand Prairie, me vio tirando en un centro recreativo y me invitó a participar en un Torneo de su municipio". De esta manera llegó a la ciudad del norte de ese estado, para conocer a su entrenador; "ahí participé en el equipo de Alex (Rivera) y tuve mi primer contacto con Barreteros".

Desde que lo vieron jugar Alex y el Lic. Jesús Alba, Presidente del equipo, quedaron completamente impresionados con el joven. Se trataba de un jugador que podía disputar tres encuentros por día y jugar cada uno como si su vida dependiera de ello. Además, su combinación de talento y energía es muy rara como para dejarla ir, así que la Directiva trabajó con todo para llevarlo a Zacatecas.

Y llegó, aunque las cosas no se dieron como hubiera deseado. "El año pasado estuvo bien, el problema fue que no pude arreglar mis papeles a tiempo. Ahora todo está resuelto y juego como mexicano".

Para un hombre de acción, como él, resultó difícil mantenerse de lado sin poder participar y ayudar a sus compañeros. Especialmente al atestiguar una Temporada tan compleja como la anterior. Usó esta misma experiencia para inspirarse, crecer y regresar como un mejor jugador. "Fuera de Temporada pasé mi tiempo haciendo ejercicio, jugando baloncesto…preparándome para mi regreso a la Liga".

"Ahora tengo la fortuna de participar en un equipo que, sin duda, está entre los mejores de la Liga y aportar mi juego para triunfar".

Respecto a cómo concibe su rol en la escuadra de cantera y plata, nos dice: "Soy el tirador del equipo, mi trabajo es entrar y conectar tiros importantes. Trato de involucrarme en el juego y dar todo de mí, intentando siempre ganarme más minutos en la cancha".

Y cada instante en que participa lo goza al máximo, especialmente cuando conecta un tiro que enciende doble a la afición: con el enceste y con el festejo de Ramiro. A la fecha se han vuelto clásicos sus emocionantes gritos que elevan el entusiasmo del público y sus compañeros por igual.

[mt][foto: Cortesía LNBP][r/edsa]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×