Aguillón se agrega a lista de boxeadores muertos en el ring

Con el caso del mexicano Daniel Aguillón Ramírez, se extiende el drama de boxeadores que pierden la vida después de sostener un combate, lo cual no se presentaba desde 1953 en esta capital.
 Con el caso del mexicano Daniel Aguillón Ramírez, se extiende el drama de boxeadores que pierden la vida después de sostener un combate, lo cual no se presentaba desde 1953 en esta capital.  (Foto: Reuters)
(Notimex) -

MEDIOTIEMPO | Agencias22 de Octubre de 2008

  • Este suceso mortal se presenta en la ciudad de México después de 55 años

Con el caso del mexicano Daniel Aguillón Ramírez, se extiende el drama de boxeadores que pierden la vida después de sostener un combate, lo cual no se presentaba desde 1953 en esta capital.

Y una vez que se da un suceso como este, se hace polémica culpándose en varias ocasiones al réferi, a los servicios médicos, al promotor, a la comisión local o al organismo que sanciona la pelea titular.

En el caso de Daniel Aguillón, quien contaba con 24 años de edad, en el desafío contra Alejandro Sanabria, por el título superpluma de la Federación Centroamericana y del Caribe de Boxeo (Fecarbox), el pasado 15 de octubre en el Foro Scotiabank, se trató de un accidente de ring.

La pelea fue pareja, ambos contendientes se derribaron en una ocasión y hasta el round 11, estaba empatada, con mejor cierre en los últimos rounds de Aguillón, que parecía enfilarse al triunfo hasta que fue noqueado por un gancho de izquierda a la quijada.

El púgil mexiquense quedó conmocionado sobre el ring y fue trasladado de inmediato a un hospital donde fue intervenido quirúrgicamente de un coágulo en el cerebro. Lamentablemente dos días después fue diagnosticado de muerte cerebral, y cinco después de la operación falleció de un paro cardiaco.

Este suceso mortal se presenta en la ciudad de México después de 55 años en que no fallecía un boxeador después de una pelea.

El último caso fue el de Jesús Morales, quien fue noqueado por Roy Hernández en septiembre de 1953 en Arena Coliseo en semifinal de una función de miércoles.

En la República Mexicana, el último suceso trágico fue hace tres años, el 10 de diciembre de 2005 en el Salón Rojo, de Toluca, Estado de México, cuando Javier "He Man" Olvera se enfrentó a Héctor Merino, a quien venció por nocaut efectivo en ocho asaltos. Tras el nocaut, el peleador se desvaneció.

Merino, de solamente 19 años, fue operado en un nosocomio de Toluca y falleció de un derrame cerebral varias horas después de haber sido trasladado por sus familiares en un hospital del puerto de su natal Acapulco, Guerrero.

Varios mexicanos han estado involucrados en accidentes fatales sobre el cuadrilátero. En 1980, el campeón mundial de peso gallo, Guadalupe Pintor doblegó en 12 rounds al galés Johnny Owen, y a raíz de la golpiza recibida, el europeo pereció el 19 de septiembre.

Francisco "Kilo" Bejines se sumó a la lista de pugilistas muertos a causa de un combate sobre el ring, tras perder por nocaut técnico en 12 asaltos ante el estadounidense Alberto Dávila, el 1 de septiembre de 1983, por la diadema de peso gallo.

Otro mexicano involucrado en este tipo de sucesos fue Rafael Ruelas, quien cortó la existencia del colombiano Jimmy García, luego de la pelea por el título superpluma del CMB, el 6 de mayo de 1995.

El sinaloense Fernando Montiel derrotó al paname;o Pedro "Rockero" Alcázar en junio del 2002 por el título mundial supermosca de la OMB en Las Vegas y dos días después de la pelea perdió la vida el centroamericano por una lesión en el cerebro.

El veracruzano Rey "Conejito" Hernández también dejó la existencia tras perder ante Mike Trejo por nocaut efectivo en seis rounds en noviembre de 1996 en Texas.

Los mexicanos que afortunadamente salvaron la vida fueron el poblano radicado en Tijuana, Víctor Burgos, tras perder ante el armenio Vic Darchinyan por el cinturón mosca de la FIB en 2006. Después de una exitosa operación en Los Angeles, salvó la existencia.

El chihuahuense Rubén Contreras perdió por nocaut técnico en seis rounds ante el hawaiano Brian Viloria en Los Angeles, California, en 2005 y después de una intervención en el cerebro quedó vivo, aunque retirado del boxeo para siempre.

Entre los fallecimientos de extranjeros se recuerda al ex campeón mundial interino de la AMB, el venezolano Carlos Barreto, a consecuencia de los golpes recibidos en un combate ante su compatriota José Luis Valbuena en octubre de 1999.

En su pelea anterior recibió mucho castigo del mexicano Néstor Garza en Las Vegas, Nevada y en su siguiente salida al cuadrilátero perdió la existencia por los golpes recibidos en la cabeza.

Entre las muertes que registra la historia, el 24 de junio de 1947, el estadounidense Ray Robinson venció por nocaut técnico a su coterráneo Jimmy Doyle, en un combate por el cetro mundial de peso welter. Doyle cayó en coma y nunca logró recuperarse.

Una víctima más fue el cubano Benny "Kid" Paret, quien falleció a causa de los golpes recibidos durante la revancha por el campeonato mundial welter ante Emile Griffith, el 24 de marzo de 1962.

Un año después, el cubano Ultiminio Ramos venció por nocaut técnico en el décimo round al norteamericano David Moore, por la faja de peso pluma. Éste ingresó al hospital y murió el 21 de marzo de 1963.

El 13 de noviembre de 1982, el estadounidense Ray "Boom Boom" Mancini venció por nocaut técnico al surcoreano Duk-Koo Kim, quien poco después perdió la vida a consecuencia de los pu;etazos en contra, por la corona ligera.

El boxeo es un deporte de contacto, violento y por lo tanto sus protagonistas seguirán exponiendo su salud y en ocasiones su vida sobre el ring, en un espectáculo que atrae a millones de aficionados en el mundo.

Las medidas de seguridad y médicas son impuestas por todas las comisiones boxísticas del mundo, pero siempre serán insuficientes por los golpes a la cabeza, al igual que exponen sus existencias los pilotos de autos, toreros y practicantes de artes marciales.[ntx][foto: EFE][r/geca]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×