Molina gana Oro y México se llevó dos áureas

Con un trabajo de pelea muy inteligente, llevando bien los tiempos y golpeando en el momento adecuado, el mexicano Oscar Molina también hizo efectivo el pronóstico y se llevó el metal dorado de...
Con un trabajo de pelea muy inteligente, llevando bien los tiempos y golpeando en el momento adecuado, el mexicano Oscar Molina también hizo efectivo el pronóstico y se llevó el metal dorado de los 69 kilogramos, al derrotar en una pelea muy pareja, al re
 Con un trabajo de pelea muy inteligente, llevando bien los tiempos y golpeando en el momento adecuado, el mexicano Oscar Molina también hizo efectivo el pronóstico y se llevó el metal dorado de los 69 kilogramos, al derrotar en una pelea muy pareja, al re  (Foto: Refugio Ruiz, Notimex)

Rodrigo V. Medero | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)Guadalajara, Jalisco. 1 de Noviembre del 2008

  • Fue hasta el cuarto round que Molina despuntó

Con un trabajo de pelea muy inteligente, llevando bien los tiempos y golpeando en el momento adecuado, el mexicano Oscar Molina también hizo efectivo el pronóstico y se llevó el metal dorado de los 69 kilogramos, al derrotar en una pelea muy pareja, al representante de Uzbekistán, Boturjón Mahmudov por 9-1; aunque el puntaje da una clara victoria del tricolor, la verdad es que la pelea fue más que pareja y fue hasta el cuarto round que Molina despuntó.

Al inicio de la batalla, ambos pugilistas se vieron muy parejos, estudiándose, lanzando golpes para abrir la defensiva de su contrincante; fue un ida y vuelta que no dio fruto a ninguno, pues el primer round terminó cero a cero.

Para el segundo asalto, que fue igual de intenso y de parejo que el primero, tuvo la diferencia que el mexicano estudió bien a su oponente, pues conectó buenos golpes cuando la cerrada defensiva del de Uzbekistán apenas se abría un poco, por lo que se fue arriba en el puntaje dos a cero; cosa que también prendió al público.

Nuevamente en el tercer episodio, ambos pugilistas cerraron bien la guardia, el europeo no quiso arriesgarse a abrirse un poco más, temiendo que el mexicano aprovechara y aumentara en puntos, por lo que lanzó fuertes golpes bajos, pero Molina fue todo un roble y aumentó la ventaja a 4-1.

En el episodio final, ante la obligación de Mahmudov de ir con todo por el nocaut, Molina supo manejar la situación y se limitó a esperar y contragolpear, por lo que los puntos inmediatamente aumentaron, el público hizo su parte también con las porras y todo concluyó con el marcador 9-1, la bandera mexicana en todo lo alto y el Himno Nacional entonado por todos.

[mt][foto: R.Ruiz/MEXSPORT][r/edsa]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×