Andrés Romero tiene talento pero todavía le falta el inglés

El comisionado del circuito profesional de golf estadounidense, Tim Finchem, hablaba con un grupo de personas en Kapalua cuando el golfista argentino se presentó para iniciar la disputa del torneo...
El comisionado del circuito profesional de golf estadounidense, Tim Finchem, hablaba con un grupo de personas en Kapalua cuando el golfista argentino se presentó para iniciar la disputa del torneo Mercedes-Benz. Finchem lo saludó con un gesto y susurró a
 El comisionado del circuito profesional de golf estadounidense, Tim Finchem, hablaba con un grupo de personas en Kapalua cuando el golfista argentino se presentó para iniciar la disputa del torneo Mercedes-Benz. Finchem lo saludó con un gesto y susurró a

MEDIOTIEMPO | Agencias10 de Enero de 2009

  • Andrés Romero entró como guiado por la providencia

El comisionado del circuito profesional de golf estadounidense, Tim Finchem, hablaba con un grupo de personas en Kapalua cuando el golfista argentino se presentó para iniciar la disputa del torneo Mercedes-Benz. Finchem lo saludó con un gesto y susurró a sus allegados: "Este es de los buenos".

Romero se dio vuelta, se acercó y le preguntó con una sonrisa "¿Qué pasa, amigo?" y le estrechó la mano.

El argentino fue proclamado novato del año en el 2008 y, si bien el circuito no da a conocer el número de votos, seguramente su victoria fue por gran margen. Fue uno de los cuatro novatos que ganó el año pasado, pero Romero fue el único de ellos que jugó los cuatro torneos grandes (estuvo entre los diez primeros en dos) y el único novato que llegó al Tour Championship.

Algunos podrían argumentar que el golfista de 27 años no es un verdadero novato. Un año antes de incorporarse al tour estuvo a punto de ganar el abierto británico, y empató el sexto puesto en su primer campeonato mundial.

Además tuvo que vencer el trasplante a otro país y arreglárselas con un idioma que apenas empieza a balbucir.

"Fue difícil", dijo el argentino por medio de su intérprete Marcos Virasoro. "Nuevas canchas, nueva gente, nuevos lugares. Pero fui afortunado de ganar en uno de mis primeros torneos aquí y eso me dio confianza. Jugué dos años en Europa. Sabía quiénes eran mis rivales y, cuando gané en Alemania, me di cuenta de que podía ganarles a unos cuantos".

"Pero cuando vine aquí fue diferente", agregó. "Conocía a la gente por la televisión, pero no sabía cómo jugaban".

Ahora sabe cómo hacerlo. "Me encanta el hecho de (su juego) sea tan agresivo", comentó Anthony Kim, uno de los pocos estadounidenses a quienes Romero considera amigo íntimo. "No muchos aquí son tan agresivos. El no le teme a nada. Me encanta observarlo".

Fue otro argentino, el legendario ex Campeón del abierto británico Roberto de Vicenzo, quien dijo una vez que "si disparas por debajo de 70, todos te comprenderán. Si no lo haces, ni siquiera querrán hablarte".

Romero se rió cuando le recordaron ese comentario célebre y estuvo de acuerdo hasta cierto punto.

Romero es uno de nueve hermanos, ex caddie en el Jockey Club en un suburbio de Buenos Aires. Aprendió a jugar en un club de golf donde buscaba pelotas perdidas.

Lamenta su dificultad para comunicarse en inglés, lo que afecta su reconocimiento.

"No me siento mal por no ser reconocido", afirmó. "Gané a principios de año, pero quizás no fui muy consistente. Tengo que demostrar mi juego todas las semanas".

[AP][foto: AP][r/geca]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×