Mosley vuelve a la cumbre; Margarito otra vez a cazar oportunidad

A los 37 años, parecía que habían quedado atrás los mejores días de Shane Mosley, quien había caído por decisión ante el boricua Miguel Cotto, en noviembre del 2007, y había derrotado aunque sin...
A los 37 años, parecía que habían quedado atrás los mejores días de Shane Mosley, quien había caído por decisión ante el boricua Miguel Cotto, en noviembre del 2007, y había derrotado aunque sin convencer a nadie, al nicaragüense Ricardo Mayorga, hace cua
 A los 37 años, parecía que habían quedado atrás los mejores días de Shane Mosley, quien había caído por decisión ante el boricua Miguel Cotto, en noviembre del 2007, y había derrotado aunque sin convencer a nadie, al nicaragüense Ricardo Mayorga, hace cua

MEDIOTIEMPO | Agencias25 de Enero del 2009

  • "Ahora, yo soy el rival a vencer", dijo Mosley

A los 37 años, parecía que habían quedado atrás los mejores días de Shane Mosley, quien había caído por decisión ante el boricua Miguel Cotto, en noviembre del 2007, y había derrotado aunque sin convencer a nadie, al nicaragüense Ricardo Mayorga, hace cuatro meses.

Pero todo cambió con la victoria sobre el mexicano Antonio Margarito, quien parece la cara opuesta de la moneda. El "Tornado de Tijuana", quien después de mucho luchar parecía al fin encumbrado como el mejor púgil mexicano de la actualidad, quedó de pronto destronado, y deberá volver a remar en busca de una oportunidad.

"Lo hice otra vez, justo aquí en el Staples Center, el rey de California", dijo Mosley después de apoderarse del cetro welter de Margarito por la Asociación Mundial de Boxeo, el sábado, al imponerse por nocaut técnico a los 43 segundos del noveno asalto.

"Todo lo que habíamos preparado funcionó a la perfección", dijo Mosley. "Yo no esperaba realmente un nocaut, pero se dio".

Efectivamente, el nocaut llegó, y en una forma por demás convincente.

Fue la segunda pelea de Mosley en el Staples Center. El 17 de junio del 2000 se impuso por decisión dividida a Oscar de la Hoya, en el primer combate boxístico en el céntrico recinto de Los Angeles, para apoderarse de una versión del cetro mundial de los welter.

En total, Mosley ha ganado tres cetros de la división. Ha sido también Campeón en las divisiones de los ligeros y de los superwelter.

Pero este triunfo fue sin duda más impresionante.

"Fue una actuación asombrosa de Shane", consideró Richard Schaefer, Director General de Golden Boy Promotions, la empresa organizadora de la contienda, junto con Top Rank. "Mucha gente lo daba por muerto, pero parece que él logró regresar en el tiempo".

Margarito, en cambio, parece ahora una luminaria fugaz.

El mexicano venía de dar una campanada frente a Cotto, a quien le quitó el invicto hace seis meses, para ganar la corona. El fajador de 30 años comenzó a ser considerado uno de los mejores púgiles del planeta, libra por libra.

Pero Mosley dominó sin problemas al "Tornado", de principio a fin, propinándole el primer nocaut de su carrera.

Margarito no ganó un solo asalto en una de las tarjetas de los jueces. Otro le concedió un round y el tercero lo vio ganador en un par de episodios, antes del noveno. The Associated Press, en su anotación, dio como ganador a Mosley en todos los asaltos, salvo uno.

"Me sentí bien. Sólo que él me sorprendió una y otra vez", dijo Margarito, quien fue llevado al hospital como medida precautoria.

Margarito comenzó lento frente a Cotto en julio, pero fue dominando a su oponente antes de noquearlo en el undécimo capítulo. Esta vez también tuvo un mal arranque, pero Mosley se cercioró de que el púgil azteca no reaccionara jamás.

Los numerosos seguidores de Margarito a un costado del cuadrilátero, quienes veían que su ídolo estaba en problemas, comenzaron a corear su apellido en el comienzo del octavo asalto. La esquina del mexicano pareció entusiasmarse cuando asestó sus golpes más potentes en lo que iba de la pelea.

Pero al final del episodio, Mosley sorprendió al todavía monarca, quien se fue a la lona con una andanada de puñetazos. Margarito se levantó antes de la cuenta de 10, pero parecía noqueado de pie y, tambaleante, llegó a su esquina.

Mosley siguió tomando la iniciativa en el noveno acto, y finalmente la esquina de Margarito arrojó la toalla, cuando el boxeador parecía indefenso. Mosley le asestó 18 golpes sólidos y 21 en total, contra ninguno del mexicano, en el último episodio.

Así, el púgil considerado viejo tuvo un renacimiento en su carrera, y el ídolo en ciernes sufrió una amarga derrota.

Mosley dijo que le gustaría enfrentar de nuevo a Cotto, pero aceptaría pelear contra cualquiera. Mencionó también la posibilidad de medirse al ganador de la contienda entre Manny Pacquiao y Ricky Hatton, prevista para el 2 de mayo en Las Vegas.

También es posible una revancha con Margarito.

"Ahora, yo soy el rival a vencer", dijo Mosley. [AP][foto: AP][r/edsa]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×