Discapacitado gana Medalla en un campeonato de taekwondo

Se llama Alex Alvarez Vidal, tiene 27 años y su vida es un ejemplo de superación. Una extraña enfermedad dejó prácticamente paralizados sus brazos y hace sólo unas semanas, hizo historia al...
Se llama Alex Alvarez Vidal, tiene 27 años y su vida es un ejemplo de superación. Una extraña enfermedad dejó prácticamente paralizados sus brazos y hace sólo unas semanas, hizo historia al conquistar una Medalla de Bronce en un campeonato oficial de taek
 Se llama Alex Alvarez Vidal, tiene 27 años y su vida es un ejemplo de superación. Una extraña enfermedad dejó prácticamente paralizados sus brazos y hace sólo unas semanas, hizo historia al conquistar una Medalla de Bronce en un campeonato oficial de taek

MEDIOTIEMPO | Agencias27 de Enero de 2009

  • "Las batallas más duras son las del día a día, como poder abrocharte los pantalones"

Se llama Alex Alvarez Vidal, tiene 27 años y su vida es un ejemplo de superación. Una extraña enfermedad dejó prácticamente paralizados sus brazos y hace sólo unas semanas, hizo historia al conquistar una Medalla de Bronce en un campeonato oficial de taekwondo compitiendo contra personas sin ningún tipo de discapacidad.

"Cuando veía que tenía opciones de ganar estaba muy nervioso", reconoció Alvarez Vidal en una entrevista. "La sensación es indescriptible. Es entonces cuando te das cuenta de lo lejos que has llegado".

Este joven deportista subió al podio en el campeonato regional de Galicia, su tierra natal, en la categoría de minimosca (menos de 54 kilos). Un logro nunca antes conseguido por un luchador minusválido en España.

"El tema no es tan fácil y tan bonito como ahora parece", explicó su entrenador Juan Luis Martínez. "Hubo momentos en los que los organizadores no querían tramitar un seguro para este tipo de combates. Ha costado mucho que participe en torneos absolutos, pero ha merecido la pena. Piensa en lo ilusionado que está ahora".

Natural de Riveira, en la provincia gallega de La Coruña, Alvarez Vidal padece una incapacidad del 77 por ciento del cuerpo. Unas fiebres muy altas cuando apenas era un recién nacido afectaron a sus nervios cervicales y paralizaron casi por completo sus brazos.

Hace ocho años, inició en un gimnasio de su pueblo un trabajo de rehabilitación para recuperar movilidad. El flechazo con el taekwondo fue instantáneo.

"Veía a la gente peleando y como era un deporte de piernas me animé. Probé, empecé a dar patadas... Vi que la gente me apoyaba e iba mejorando. Siempre he trabajado como uno más", dijo.

Desde entonces no ha parado de superar barreras, en la vida y en el deporte. Trabaja de noche en una lonja de pescado, descansa durante el día y se entrena por la tarde con el club del gimnasio, el Natural Vidal Armadores.

"Las batallas más duras son las del día a día, como poder abrocharte los pantalones", explicó.

Alvarez Vidal ha aprendido a suplir con mucha técnica, manejo de la distancia y una gran explosividad en las piernas todas sus carencias. Cuando empezó a competir, tanto con minusválidos como con deportistas sin discapacidad, los rivales no encontraban la forma de atacarle.

"Lo que usan el resto de luchadores para defenderse, como los bloqueos con los brazos, yo lo cambio por reflejos y ser muy rápido para intentar esquivar los golpes", aseguró.

Después del éxito, el sueño de este joven es poder representar a España en los mundiales de taekwondo para atletas con discapacidades, que serán en junio en Bakú, Azerbaiyán.

"Quiero ganar una plaza como sea y me estoy preparando", señaló.

De momento, el taekwondo no se encuentra en el catálogo de deportes paralímpicos. Si cambiaran las circunstancias, su meta sería participar en Londres 2012.

[AP][foto: AP][r/geca]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×