Robinson muestra que los bajitos también clavan el balón

Nate Robinson, el escolta bajito de los Knicks de Nueva York, superó al Campeón defensor Dwight Howard, de Orlando, en un electrizante duelo de clavadas, el sábado por la noche, de cara al Juego...
 Nate Robinson, el escolta bajito de los Knicks de Nueva York, superó al Campeón defensor Dwight Howard, de Orlando, en un electrizante duelo de clavadas, el sábado por la noche, de cara al Juego de Estrellas de la NBA.

MEDIOTIEMPO | Agencias15 de Febrero del 2009

  • Robinson se llevó el 52% de los votos de los aficionados

Nate Robinson, el escolta bajito de los Knicks de Nueva York, superó al Campeón defensor Dwight Howard, de Orlando, en un electrizante duelo de clavadas, el sábado por la noche, de cara al Juego de Estrellas de la NBA.

Robinson se llevó el 52% de los votos de los aficionados en la Final.

Vestido en un uniforme verde de los Knicks, con zapatos del mismo color, Robinson usó al propio Howard como parte de la utilería de su última volcada. Pese a su baja estatura, saltó por encima del pívot de 2,11 metros (6 pies, 11 pulgadas), antes de retacar el balón en la cesta.

"Dwight tuvo una gran actitud deportiva al permitirme que me colocara debajo de él", dijo Robinson, quien también fue el monarca del concurso en el 2006.

Howard, quien tuvo una puntuación perfecta de 50 puntos en sus dos volcadas de la primera ronda, tuvo la clavada con más mérito técnico de la noche, en esa misma manga.

Se metió en una cabina telefónica a un costado de la cancha, y salió de ésta con una capa de Superman.

Howard agitó los brazos para animar a la multitud, mientras entraba a la cancha una canasta más alta de lo reglamentario, de 3,4 metros (11 pies). El pívot recibió un pase de su compañero Jameer Nelson y realizó una clavada descomunal que causó júbilo en el U.S. Airways Center.

Rudy Fernández, de Portland, y J.R. Smith, de Denver, fueron eliminados en la primera ronda.

Por su parte, Daequan Cook, del Heat de Miami, encestó una y otra vez durante la competencia de disparos triples, que debió dirimirse en una sesión adicional.

Cuando el concurso se fue al alargue, Cook encontró su mejor puntería. El base del Heat tuvo la mejor ronda de la competencia, con 19 puntos, en la prórroga, superando a Rashard Lewis, de Orlando, para ganar el título y poner fin al reinado de dos años de Jason Kapono en los tiros de larga distancia, una de las actividades principales que se realizan antes del Juego de Estrellas de la NBA, que se disputará el domingo.

Lewis tuvo problemas en la tercera sesión, al fallar sus primeros 11 disparos para finalizar con siete puntos.

Cook había obligado a la sesión extra al acertar sus últimos cuatro tiros de la segunda ronda, en la competencia entre seis jugadores.

"Para mí, lo importante fue estar concentrado", dijo Cook. "Sentí que ésta era mi oportunidad de mostrar a la gente que debe considerarme uno de los mejores disparadores de triples en la Liga, así que esta noche salí y lo hice".

Mike Bibby, de los Hawks de Atlanta; Danny Granger, de Indiana, y Roger Mason, de San Antonio, fueron eliminados en la primera ronda. Mason es una especie de villano en esta ciudad, después de acertar el triple justo antes del final, que dio a los Spurs un triunfo de 91-90 sobre los Suns de Phoenix, en el partido de Navidad.

En el Desafío de talentos, Derrick Rose, de Chicago, se llevó el triunfo, coronando su actuación con una volcada de espaldas al aro.

Rose venció a Devin Harris, de Nueva Jersey, en la ronda decisiva, realizando el recorrido entre una serie de obstáculos. La prueba contrarreloj muestra las habilidades de los jugadores para driblar, pasar y disparar.

Rose tuvo un tiempo de 35,3 segundos, superando por 4,4 a Harris.

"Simplemente me tomé mi tiempo, pese a enfrentar a un grupo de grandes jugadores", dijo Rose.

Mo Williams, de Cleveland, y el francés Tony Parker, de San Antonio, quedaron eliminados después de la primera ronda. Williams se llevó el tercer lugar, con un tiempo de 37,5 segundos, luego de reemplazar a Jameer Nelson, escolta de Orlando, quien sufrió una ruptura en un cartílago de un hombro.

La popular serie de competiciones previas al Juego de Estrellas comenzó con el duelo de disparos, que incluye a un jugador de un equipo de la NBA, un basquetbolista retirado y una jugadora de la WNBA.

Esa competencia se la llevaron Bill Laimbeer, ex jugador de los Pistons; Aaron Afflalo, escolta actual del equipo, y Katie Smith, estrella del Shock de la misma ciudad. La prueba consiste en que cada jugador dispare desde seis lugares distintos.

[AP][foto: AP][r/edsa]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×