Pavlik venció al mexicano Rubio y conserva el campeonato medio

El púgil estadounidense Kelly Pavlik ya no es tan perfecto como era, pero sigue siendo el mejor peso medio del mundo.
 El púgil estadounidense Kelly Pavlik ya no es tan perfecto como era, pero sigue siendo el mejor peso medio del mundo.

MEDIOTIEMPO | Agencias22 de Febrero del 2009

  • Marco Antonio Rubio ya no salió para el décimo asalto

El púgil estadounidense Kelly Pavlik ya no es tan perfecto como era, pero sigue siendo el mejor peso medio del mundo.

Pavlik, que superó desde el primer asalto al mexicano Marco Antonio Rubio, se recuperó de su primera derrota en su combate anterior al vencer a su retador en el noveno asalto, ante una eufórica audiencia local que en algunos casos llegó hasta cinco horas antes de la pelea para ver a su héroe.

Y el orgullo de Youngstown les dio algo para recordar.

Pavlik se impuso sobre Rubio durante la mayor parte del combate, lastimándolo en el octavo asalto y castigándolo en el noveno, tras lo cual el equipo de Rubio decidió que no continuaría el combate.

Cientos de personas, en su mayoría obreros, formaron largas filas antes de que abrieran las puertas de la arena para ver su primera pelea de campeonato en 25 años.

Muchos llevaban banderas, pancartas, afiches y fotografías, y desafiaron las temperaturas heladas para rendir un homenaje a su ídolo de esta población de clase trabajadora.

Pavlik agradeció esas muestras de apoyo de la mejor manera que pudo.

Ante la ovación del público que atestó la arena del Chevrolet Centre, en el corazón de esa localidad de Youngstown, Ohio, Pavlik, con la precisión de un cirujano, despedazó a su retador que ya no salió para el décimo asalto, y le dio a su ciudad algo de qué sentirse orgullosos al menos por una noche.

"Siempre dije que no habría presiones. Pero esta noche, tras sufrir una derrota y estar ante tu propio público, es una cuestión de naturaleza humana. Me sacudió un poco antes de que sonara la primera campanilla, pero después, todo fue simplemente hacer nuestro trabajo", indicó Pavlik.

El orgullo de Youngstown, Ohio, superó tanto en número de golpes como en el desempeño sobre el cuadrilátero al mexicano Rubio casi todo el combate, lastimando a su retador en el octavo asalto y vapuleándolo de tal manera en el noveno, que la esquina de Rubio decidió que ya no saliera a pelear en el décimo asalto.

"Resultó obvio que no iba a acabar la pelea. Mi esquina tomó la decisión de ponerle fin al combate", dijo por su parte Rubio.

Pavlik (35-1, 31 nocáuts) peleó en su ciudad natal apenas por segunda vez desde el 2001, mucho antes de que derrotara a Jermain Taylor para ganar los cinturones de Campeón de la OMB y el CMB. El ambiente estuvo cargado de emoción toda la noche.

[AP][foto: AP][r/edsa]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×