Presenta Chicago esta semana examen final en busca de sede JO 2016

Chicago llega esta semana a su examen final en la elección de la ciudad sede para los Juegos Olímpicos del 2016, con una caída al último sitio de preferencia, grupos de inconformes, dificultades...
 Chicago llega esta semana a su examen final en la elección de la ciudad sede para los Juegos Olímpicos del 2016, con una caída al último sitio de preferencia, grupos de inconformes, dificultades financieras no resueltas y acciones desesperadas de última h
(Notimex) -

MEDIOTIEMPO | Agencias29 de Marzo del 2009

  • Ubicaron a Chicago en último lugar de la competencia

Chicago llega esta semana a su examen final en la elección de la ciudad sede para los Juegos Olímpicos del 2016, con una caída al último sitio de preferencia, grupos de inconformes, dificultades financieras no resueltas y acciones desesperadas de última hora.

Diez integrantes del Comité Olímpico Internacional (COI) estarán en la ciudad del 2 al 8 de abril para realizar la última evaluación a su candidatura, y podrían, incluso, ser recibidos por ciudadanos inconformes con diversos asuntos y que amenazan con llevar a cabo manifestaciones durante esos días.

Después de tres años de promover a "la Ciudad de los Vientos" como sede, el Alcalde Richard Daley ha visto en los últimos meses alejarse esa posibilidad, cuando en noviembre pasado se fortaleció con la elección de Barack Obama, hijo adoptivo de Chicago, como Presidente de Estados Unidos.

La semana pasada, una página electrónica especializada ubicó a Chicago en último lugar de la competencia, en una evaluación de los requisitos no cubiertos aún por las cuatro candidaturas, quedando después de Tokio, Río de Janeiro y Madrid.

Sin embargo, la distancia en número frente a la favorita Tokio no era significativa, por lo que el portal "GamesBids.com" aclaraba que todavía no había nada ganado ni nada perdido.

Pero uno de los elementos principales que el sitio web distinguió en contra de Chicago era la falta de garantías públicas del Gobierno, los costosos registros para los patrocinadores y cambios en el Comité Olímpico estadounidense que provocaban desconfianza.

A toda velocidad, el Alcalde trató de remediar lo remediable, por lo que la Cámara de Representantes de Illinois aprobó que el estado aporte 250 millones de dólares para garantizar probables pérdidas.

Esta cifra, que se suma a los 500 millones de dólares con que cuenta Chicago, le da una aparente seguridad financiera, requerida frente a sus contrincantes.

También de última hora el Concilio votó el viernes pasado elevar de 25 a 30 por ciento el número de participación de las minorías, desde étnicas hasta discapacitados, en la dinámica económica que generará la justa, y de 5 a 10 por ciento la porción destinada a las mujeres.

Y se acordó disponer el 30 por ciento de la Villa que se construirá para los atletas como vivienda comprable con una variedad de créditos fiscales y vales, así como restaurar el parque Washington, donde se levantaría un estadio y una alberca de ganar la sede.

Con este acuerdo se logró desactivar al menos dos de las manifestaciones programadas para los días de visita de los evaluadores del COI.

Una de ellas de "Comunities for an Equitable Olympics", un grupo de vecinos inconformes ante la posibilidad de ser desplazados por las construcciones olímpicas.

El apoyo a la comunidad para los Juegos es crucial en la oferta que presentará esta semana Chicago, por lo que los acuerdos de última hora garantizan que habrá igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos, aunque la entrada a las competencias tengan precios inalcanzables para la mayoría.

Pero no todos los inconvenientes se lograron superar para la visita, ya que existe la amenaza de otros grupos inconformes que pretenden protestar durante la presencia del grupo evaluador del COI.

La organización llamada "No Games Chicago", con quejas diversas que van desde la venta de la Villa Olímpica como vivienda hasta las condiciones del transporte público, protestará el 2 de abril en la Plaza Federal, desde donde marchará hasta las oficinas del Comité Chicago 2016.

Este grupo surgió por la inconformidad de varios sectores sociales ante el gasto enorme que se pretende hacer en la organización de la justa, cuando numerosos vecindarios requieren de inversión para mejorar su calidad de vida.

"Están proponiendo los Juegos mientras que las escuelas se desbaratan, los caminos están deteriorados, y tienen una crisis en el presupuesto del estado y en el de la ciudad", dijo Bob Quellos, líder de ese grupo, al reiterar la semana pasada su intención de protestar.

El problema del transporte público no ha sido resuelto, aún cuando el COI lo ha señalado como el punto más débil de Chicago, debido a que los organizadores dicen que los Juegos se realizarían en un radio de 15 kilómetros, los cuales se dotarían de suficiente y rápida transportación.

El transporte público requiere inversión para mejorarse, los propios residentes se quejan por la falta de eficiencia de muchas líneas del metro y de los autobuses, y existe la preocupación por la sobreocupación que habrá del mismo con la llegada de miles de atletas y visitantes.

Y la seguridad es otro punto débil de Chicago, con la existencia de pandillas que acostumbran en verano tomar las calles para enfrentamientos armados, aunque la policía ha declarado que son grupos que no salen de sus barrios.

También protestarán ante los visitantes diversos grupos ambientalistas que apoyan la realización de la justa olímpica pero se oponen a ciertas instalaciones planeadas porque consideran que dañarían el ambiente, la arquitectura de la ciudad y sus parques.

Y algunos otros grupos aprovecharán la oportunidad para presionar por reclamos particulares, como los patrulleros de la policía que anunciaron una manifestación el jueves próximo en demanda de un nuevo contrato laboral, ya que el último concluyó en 2007.

Al respecto, el Alcalde Daley insistió en los últimos días que una oposición a la realización de la justa es prematura, ya que Chicago aún no es seleccionada como sede.

Y ante las críticas por los déficit presupuestales local y estatal, dijo que el dinero para la organización del evento procederá totalmente de donadores privados.

Ni un dolar se tomará de los contribuyentes, afirmó Daley, quien estima que habrá entre 200 a 300 compañías en Estados Unidos que patrocinen la organización del 2016.

Al Alcalde no le preocupan esas expresiones en contra, y confía en que la gran mayoría de la población de Chicago quiere los Juegos Olímpicos.

Una encuesta local indica que el 77 por ciento de los residentes aprueban la organización de la justa deportiva y consideran que traería ventajas económicas enormes con la construcción de infraestructura, el gasto del turismo y la generación de nuevos empleos.

La ciudad estima que costará 3.3 mil millones operar la justa y otros 1.5 mil millones construir las facilidades. La mayor de las inversiones se hará en la construcción de la Villa Olímpica para 16 mil atletas y el estadio y la alberca en el parque Washington.

Además, la ciudad compró a la empresa Medline el hospital Michael Reese, ubicado en el sur, para construir la Villa Olímpica, por lo que pagará 86 millones de dólares y recibirá gratis de la firma la demolición y limpieza, valuada en 32.5 millones de dólares.

Los organizadores de Chicago 2016 esperan impresionar esta vez a los evaluadores del COI, principalmente con el paisaje que ofrece la orilla del Lago Michigan, así como la cercanía que hay de las 15 sedes de las competencias a los principales museos de la ciudad y el centro de la misma.

En promociones anteriores resaltaron el multiculturalismo de la ciudad, con habitantes provenientes de 26 países, "lo que representa el espíritu de las Olimpiadas", así como la limpieza de su ambiente que garantiza no habría un problema de polución como en Beijing 2008.

Se estima que Chicago obtendría por los Juegos Olímpicos del 2016 una derrama económica para el estado de 22.5 mil millones de dólares y la generación de 315 mil empleos.

El estado también podría ganar 7.5 millones de dólares en impuesto sobre la venta, 17.4 millones en impuestos a hoteles y 151.2 millones en impuesto a la renta por 143 mil empleos adicionales creados.

La hora de la evaluación final llegó y el Comité Chicago 2016 no terminó de hacer su tarea para lograr la más alta evaluación, y además tendrá voces en contra que denuncien la mala preparación con la que se presenta al examen.

"Pero la historia ha probado que las mejores ofertas técnicas no ganan, y a menudo otros factores tales como la geopolítica tienen generalmente un impacto significativo" en el momento de elegir a las ciudades sedes, asegura "GamesBids.com".

El COI continuará su evaluación con visitas a Tokio el 14 de abril, Río de Janeiro el día 27, y Madrid el 4 de mayo, donde estará un promedio de cuatro a siete días.

Un mes después emitirá un reporte, pero será hasta el 2 de octubre del 2009 cuando dé a conocer la ciudad seleccionada por 112 jueces para realizar los Juegos Olímpicos en el 2016.

[ntx][r/edsa]

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×