Cortó dos orejas Garibay y se llevó trofeo en Plaza Silverio Pérez

El diestro capitalino Ignacio Garibay se convirtió en el triunfador de la corrida de este jueves Santo en la Feria del Caballo Texcoco 2009 en la Plaza Silverio Pérez, tras cortar dos orejas y...
 El diestro capitalino Ignacio Garibay se convirtió en el triunfador de la corrida de este jueves Santo en la Feria del Caballo Texcoco 2009 en la Plaza Silverio Pérez, tras cortar dos orejas y llevarse un trofeo en disputa.  (Foto: Notimex)
Texcoco, México (Notimex) -
  • "El Zotoluco" recibió un merecido homenaje por su trayectoria de 900 corridas

El diestro capitalino Ignacio Garibay se convirtió en el triunfador de la corrida de este Jueves Santo en la Feria del Caballo Texcoco 2009 en la Plaza Silverio Pérez, tras cortar dos orejas y llevarse un trofeo en disputa. Garibay alternó en este cartel de siete figuras, con los diestros capitalinos Eulalio López "El Zotoluco", Fermín Spínola y Alfredo Gutiérrez, así como con el tlaxcalteca Rafael Ortega, el michoacano Fernando Ochoa, y el aguascalentense Arturo Macías. Se lidiaron ejemplares de siete diferentes ganaderías, las cuales entraron en concurso. Se llevó el premio el astado de Medina Ibarra. Hubo toros de Marrón, Pepe Garfias, La Venta del Refugio, San Diego de los Padres, San Isidro y De Cañas. Ignacio Garibay, quien se llevó el trofeo "Rey Poeta Nezahualcóyotl" cortó dos merecidas orejas en su único turno que tuvo en este cartel de triunfadores. "El Zotoluco", quien recibió un merecido homenaje por su trayectoria de 900 corridas, estuvo valiente y voluntarioso con un ejemplar de Marrón, que no colaboró, para salir al final con ovaciones. Rafael Ortega se mostró valiente y variado con el de La Venta del Refugio, al destacar en los tres tercios, mientras que con la espada fulminó al astado para cortar de forma merecida las dos orejas. Fernando Ochoa, con un toro de San Isidro, tuvo varios problemas, sin embargo, mostró valor y mucha voluntad. Al final se fue con palmas. Alfredo Gutiérrez, con uno de Cañas, batalló en serio en busca de faena, la cual no pudo lograr, debido al mal juego que le dio su astado. Despachó con problemas y se fue con leves palmas. Fermín Spínola mostró valor y decisión, a pesar que el viento y su rival no ayudaron en nada. Mató de forma defectuosa, escuchó un aviso y se fue con palmas. Arturo Macías logró una faena valiente y variada, la cual gustó a los aficionados que acudieron a la Plaza Silverio Pérez, sin embargo, malogró el trasteo con el acero y todo quedó en el corte de las dos orejas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×