Perry y Campbell son líderes en Augusta; Cabrera es tercero

Kenny Perry pensó que tenía un final de cuento en su carrera cuando ayudó al equipo estadounidense a ganar la Copa Ryder en su natal Kentucky y compartió con su padre la alegría en un emotivo abrazo.
Kenny Perry pensó que tenía un final de cuento en su carrera cuando ayudó al equipo estadounidense a ganar la Copa Ryder en su natal Kentucky y compartió con su padre la alegría en un emotivo abrazo.
 Kenny Perry pensó que tenía un final de cuento en su carrera cuando ayudó al equipo estadounidense a ganar la Copa Ryder en su natal Kentucky y compartió con su padre la alegría en un emotivo abrazo.
Augusta, Georgia -
  • Perry finalizó el viernes con 67 golpes, cinco bajo par
  • Tiger Woods tuvo una ronda de par de campo 72 para acumular 142 en 36 hoyos

Kenny Perry pensó que tenía un final de cuento en su carrera cuando ayudó al equipo estadounidense a ganar la Copa Ryder en su natal Kentucky y compartió con su padre la alegría en un emotivo abrazo. Pero ese camino triunfal hacia el retiro está tomando una ruta alterna estupenda en Magnolia Lane. Con un birdie en el último hoyo para sellar lo que calificó como una de las mejores rondas que ha jugado, Perry finalizó el viernes con 67 golpes, cinco bajo par, para compartir el liderazgo del Masters con Chad Campbell. Lo único que no ha obtenido Perry es un triunfo en un torneo major, sin embargo, el jugador de 48 años podría convertirse en el campeón de un major de mayor edad si tiene éxito aquí. "He tenido una carrera grandiosa, estaría muy satisfecho si terminara hoy", comentó Perry. "La Copa Ryder, no puedo expresarles todo lo que significó para mí. Fue lo más grandioso en lo que he participado o que he logrado de cualquiera de mis 13 victorias. "Pero papá siempre ha dicho, 'necesitas ganar esa chaqueta verde'''. "Siempre me llama y me lo dice", agregó. Perry se colocó en la cima con Campbell con un total de 135 golpes, nueve abajo del par de campo. El líder de la primera ronda tuvo una segunda jornada de 70 golpes. El argentino Angel Cabrera se ubicó solo en el tercer sitio de la tabla de posiciones, un golpe atrás, luego de una segunda ronda consecutiva de 68 golpes. Tiger Woods tuvo una ronda de par de campo 72 para acumular 142 en 36 hoyos. El mejor resultado de la segunda ronda lo tuvo el californiano Anthony Kim, quien estableció un récord del Masters con 11 birdies para terminar su recorrido con 65 golpes. Recuperándose de una primera ronda de 75 golpes, Kim se colocó a cinco de los líderes. El español Sergio García tuvo una ronda de 67 golpes, siendo la primera vez en que rompe el par de campo en el Masters en cinco años. Hubo un récord de 17 eagles en la segunda ronda, rompiendo por dos la marca establecida en 1997. Por segundo día consecutivo, Woods no pudo sumarse a la fiesta de eagles y birdies. A sus tres birdies siguieron bogeys, y su resultado del viernes lo coloca siete golpes atrás de los líderes. Woods nunca ha ganado un major cuando ha tenido desventaja de más de seis golpes después de 36 hoyos. "Simplemente todo resultó difícil", comentó Woods, quien se fue directamente a la zona de tiros de práctica. Quizá lo fue para él, pero no para los 25 jugadores que tuvieron ronda abajo del par. El colombiano Camilo Villegas tuvo una segunda ronda de 69 golpes, con lo cual totaliza 142, dos bajo par. El español Miguel Angel Jiménez tuvo 73 golpes, para un total de 143, uno bajo par; mientras que el argentino Andrés Romero terminó el viernes con 75 golpes, tres sobre par para un total de 144, en par de campo. El español José María Olazábal, con una segunda ronda de 75 golpes, acumuló 146, dos sobre par, y no superó el corte.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×