Ángel Cabrera, un golfista profeta en la tierra del futbol

Ángel Cabrera, el primer argentino en ganar el Masters de Augusta, ratificó que se puede ser una celebridad deportiva en Argentina aún cuando no se juegue al futbol, el deporte nacional.
Ángel Cabrera, el primer argentino en ganar el Masters de Augusta, ratificó que se puede ser una celebridad deportiva en Argentina aún cuando no se juegue al futbol, el deporte nacional.
 Ángel Cabrera, el primer argentino en ganar el Masters de Augusta, ratificó que se puede ser una celebridad deportiva en Argentina aún cuando no se juegue al futbol, el deporte nacional.
Buenos Aires, Argentina -
  • Ya se había convertido en héroe en 2007 cuando ganó el Abierto de Estados Unidos

Ángel Cabrera, el primer argentino en ganar el Masters de Augusta, ratificó que se puede ser una celebridad deportiva en Argentina aún cuando no se juegue al futbol, el deporte nacional.

"Cabrera ya es un gran maestro", tituló el diario “La Nación” en su portada acompañando una fotografía de Cabrera calzándose la ansiada chaqueta verde tras adjudicarse el Torneo luego de un desempate con el estadounidense Kenny Perry.

El "Pato" ya se había convertido en héroe en 2007 cuando ganó el Abierto de Estados Unidos. Miles de personas le aguardaron en su Córdoba natal para celebrar su victoria con una ruidosa caravana de automóviles. La recepción del martes promete ser aún más estruendosa.

"Ahora voy por el tercer título", aseguró Cabrera el lunes en una diálogo con radio 10. También afirmó que espera que el triunfo "sirva para que crezcamos golfísticamente en el país".

"Un argentino, en la cumbre del golf", fue el título de “Clarín”, junto a la imagen de un Cabrera eufórico festejando el golpe que le dio el triunfo.

Los canales de televisión mostraban a los pobladores de Villa Allende, la localidad en la que nació Cabrera -a 15 kilómetros de la capital cordobesa- siguiendo el partido como si se tratara de la Final de una Copa Mundial de futbol.

Con el Masters de Augusta, Cabrera logró superar a Roberto de Vicenzo, el otro gran golfista argentino que en 1968 perdió la Final de ese Torneo por anotar por error en su tarjeta más puntos de los que tenía.

"Al verlo al “Pato” con el saco verde se me caen un poquito las lágrimas. Me hubiese encantado tenerlo yo también", dijo De Vicenzo a una radio local.

"Es un título que a él y al deporte argentino le viene de perillas. Además, Cabrera ya ganó dos 'majors' y creo que todavía puede ganar más", agregó.

Dos años atrás, cuando regresó a casa luego de ganar el US Open, De Vicenzo le dio a Cabrera una fotografía de la chaqueta verde y le dijo que fuera por ella.

Cabrera cerró la última ronda con 71 golpes, uno bajo par, para llegar al primer desempate de tres jugadores en el Masters en 22 años.

“Clarín” también resaltó la calidad del jugador de 39 años, que dio sus primeros pasos en el golf como caddie y que a los 20 años ya era un jugador profesional.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×