Oscar de la Hoya tardó en retirarse: Rivero

Enterado de la decisión que el más famoso de sus alumnos tomó para retirarse del boxeo, Jesús "Choláin" Rivero considera que el adiós de Oscar de La Hoya de los cuadriláteros es correcto, aunque...
 Enterado de la decisión que el más famoso de sus alumnos tomó para retirarse del boxeo, Jesús "Choláin" Rivero considera que el adiós de Oscar de La Hoya de los cuadriláteros es correcto, aunque erróneo en tiempo.
Yucatán, Mérida (Notimex) -
  • Descarta que el "Golden Boy" se hubiera vendido ante Pacquiao
  • "Me hubiera gustado que hubiera aprendido a contragolpear correctamente"

Enterado de la decisión que el más famoso de sus alumnos tomó para retirarse del boxeo, Jesús "Choláin" Rivero considera que el adiós de Oscar de La Hoya de los cuadriláteros es correcto, aunque erróneo en tiempo. "Oscar hizo bien, pero tarde; creo que debió haber dicho adiós desde hace un año o aún antes, sobre todo con el dinero que tiene y para que no se dieran resultados como el que lo llevó a retirarse (su derrota con Manny Pacquiao)", afirmó sereno "Cholaín", quien recuerda que los tres títulos más importantes que de La Hoya ganó en su carrera, los logró bajo su batuta. Desgraciadamente, prosiguió, casi todos los boxeadores, y Oscar no fue la excepción, no se dan cuenta que llegan a una etapa en la que se estancan y en su caso, él estaba en esa fase desde hace años. Incluso, Oscar ya había entrado en retroceso, hacia su etapa amateur, dijo el también filósofo, mientras bajaba un taúch, fruto propio de esta Península de Yucatán, de un árbol en su rancho de esta localidad adyacente a Mérida. "Cómo es posible que le tiren un golpe (por Pacquiao) y para evitarlo se cubra con las manos en vez de apelar a su distancia, a la longitud de sus brazos; cualquier niño hace eso instintivamente, bueno, hasta Bush lo hizo mejor", comentó jocosamente en clara alusión al zapatazo más famoso de la historia. Da pena ver que lo que se le enseñó lo olvidó, los que lo tuvieron bajo su cargo luego de nuestra época (1995-1997) no supieron mantenerlo en un buen nivel. Creo que a Oscar le hizo falta darle seguimiento a lo que practicamos juntos y lo olvidó. Por eso muchos boxeadores que fueron buenos sobre el ring no pueden enseñar después, porque no practican y olvidan lo que aprendieron, lo que no se justifica, pero se entiende por las cifras que ganó en una sociedad en la que el dinero es el "Dios", explica. Respecto al pleito con Pacquiao, Rivero descartó que su ex alumno pudiera haberse "vendido" como han sugerido varias versiones que cuestionan la diferencia de tonelaje entre ambos púgiles y lo mal que el méxico estadounidense se vio. "No, no hay nada de eso, son vaciladas, sí se vio pesimamente mal, pero lo hizo porque retrocedió técnicamente, no porque se haya vendido por unas apuestas cuando él ganaba como boxeador y promotor, eso lo dicen los que no entienden el problema técnico. Rivero, precursor de un cambio no completado en la actitud y en la técnica del también ex campeón olímpico, consideró que la carrera de su ex protegido se fue por una vorágine de oropel de objetivos de mucho lucimiento y bajo valor. "Por eso le hicieron promociones y funciones para que ganara campeonatos a tutiplén, pues creen que el tener muchos títulos significa la gran cosa, cuando ahí está el ejemplo de gente como Joe Louis, Willie Pepp, Sandy Saddler y Ray Robinson que no necesitaron de toda esa parafernalia para ser lo que fueron. "Pero lo que sí puedo decir, es que de todos esos campeonatos, los más valiosos los ganó bajo mi conducción pegándole a gente como Rafael Ruelas, Julio César Chávez y Pernell Whitaker, pues el resto se lo ganó a maletas", comentó en referencia a esa tercia. Sobre qué le depara a de La Hoya tras su retiro, consideró que en lo económico no tendrá problema alguno, y en su condición de ser humano, dijo desconocer: "No sé como llegue como persona, yo le traté de explicar cosas más allá del boxeo". Cosas como la Historia de México, las obras de Shakerpeare, las grandes pasiones humanas, como los celos, la venganza, la ingratitud, yo le pedía que leyera, pero él siempre prefería que yo lo hiciera y él escuchara", añadió el ya retirado estratega boxístico, quien siempre buscaba hacer a sus boxeadores gente completa en todos los sentidos, no sólo en el pugilístico. Caminando sobre la hojarasca caída de sus árboles frutales, agregó: "Eso es lo que pasa con estas personas, están bloqueadas por el medio que los rodea, amigos que no leen y los empujan hacia el dinero". Por el contrario, compara que otros de sus alumnos, el campeón mundial minimosca de la FIB, Ulises "Archie" Solís, quien aunque poco, sí leyó algo de literatura jalisciense como a Juan Rulfo. El del boxeo y en general, la sociedad, están en un medio culturalmente raquítico, bueno, pasa hasta con los maestros que sólo leen lo que necesitan para ganarse la vida y cuando salen de la Normal ya no leen. "Bueno, hasta los narradores de boxeo de hoy día, a diferencia de los de antes sólo desorientan porque no saben de este deporte, no informan porque no conocen". A manera de resumen, de su periplo de dos años con de La Hoya, "Choláin" Rivero, dedicado a la administración de sus propiedades y a convivir con sus amigos, señala que salvo algunas incomodidades, su paso con el "Golden Boy" fue bueno. Al respecto, citó las grillas y elocubraciones de las que fue objeto por parte de Roberto Alcázar, a quien él relevó como entrenador de De La Hoya y que llamaba desde Estados Unidos a la prensa mexicana para informar falsedades sobre el entrenamiento del púgil cuando ya había sido expulsado del equipo. Finalmente, reitera que fue lamentable no permanecer el tiempo necesario para hacer de de La Hoya el boxeador que él hubiera deseado, pues sólo pudo quitarle vicios del amateurismo, ponerlo en la senda del camino adecuado, mas no consolidarlo. "Me hubiera gustado perfeccionar su defensiva, su ataque, que hubiera aprendido a contragolpear correctamente, a utilizar las cuerdas como se debe y a lograr en la pelea, lo que hacía en el gimnasio, concluyó para abocarse de nuevo a sus labores agrícolas que prefirió al boxeo, asunto que ya es cosa cerrada para él".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×