Indagan muertes de caballos de equipo venezolano en Florida

Los investigadores han iniciado una pesquisa penal para determinar si los 21 caballos de polo que murieron poco antes de un partido de campeonato en la Florida fueron envenenados, dijeron las...
Los investigadores han iniciado una pesquisa penal para determinar si los 21 caballos de polo que murieron poco antes de un partido de campeonato en la Florida fueron envenenados, dijeron las autoridades el martes.
 Los investigadores han iniciado una pesquisa penal para determinar si los 21 caballos de polo que murieron poco antes de un partido de campeonato en la Florida fueron envenenados, dijeron las autoridades el martes.
Wellington, Florida, EUA -
  • Los investigadores no han identificado sospechosos

Los investigadores han iniciado una pesquisa penal para determinar si los 21 caballos de polo que murieron poco antes de un partido de campeonato en la Florida fueron envenenados, dijeron las autoridades el martes.

El equipo es propiedad del empresario venezolano Víctor Vargas, pero la mayoría de los caballos y de los jugadores son argentinos, se informó.

Los caballos del equipo venezolano Lechuza Polo empezaron a caerse el domingo cuando los hacían bajar de camiones en el Club Internacional de Polo Palm Beach.

Algunos murieron en el lugar y otros más tarde en establos o clínicas. Los investigadores creen que los animales murieron de una reacción adversa a alguna droga, a toxinas en alimentos o suplementos, o una combinación de ambos.

Mientras los Veterinarios del Gobierno estatal tratan de determinar la causa de muerte, las autoridades policiales indagan en la posibilidad de que hubiera negligencia penal o algo aún más siniestro, dijo un Vocero del Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor.

"Queremos asegurarnos desde el punto de vista policial que no hubo... daños o violaciones intencionales de la ley en Florida", dijo el Vocero Terence McElroy.

Funcionarios del club anfitrión del Abierto de Estados Unidos y Veterinarios independientes dijeron que las muertes parecían accidentales y los investigadores no han identificado sospechosos.

"Investigamos todas las pistas posibles", dijo McElroy, cuyo departamento dirige la investigación con ayuda del Alguacil del condado de Palm Beach.

Los análisis de toxicología para determinar la causa de la reacción tóxica podrían demorar varias semanas. También falta realizar las necropsias.

La muerte de los caballos que debían disputar la Final del domingo le costarían a su dueño, el empresario venezolano Víctor Vargas, unos dos millones de dólares. En cambio, no habría grandes pérdidas en premios, ya que este deporte se juega principalmente por el honor y no tiene premios en metálico.

La mortandad conmocionó a Wellington, una población de clubes ecuestres, instalaciones de entrenamiento, establos, campos de polo y amplios campos de pastoreo separados por calles rectas y bien cuidadas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×