Jelena Dokic asegura que su padre abusó físicamente de ella

La tenista australiana de origen serbio Jelena Dokic asegura que se marchó de su casa, hace nueve años, para escapar a los abusos físicos de su padre, en una entrevista publicada por la revista...
La tenista australiana de origen serbio Jelena Dokic asegura que se marchó de su casa, hace nueve años, para escapar a los abusos físicos de su padre, en una entrevista publicada por la revista "Sport&Style".
 La tenista australiana de origen serbio Jelena Dokic asegura que se marchó de su casa, hace nueve años, para escapar a los abusos físicos de su padre, en una entrevista publicada por la revista "Sport&Style".
Sídney, Australia (Reuters) -
  • "He pasado por cosas mucho peores que nadie en el circuito”

La tenista australiana de origen serbio Jelena Dokic asegura que se marchó de su casa, hace nueve años, para escapar a los abusos físicos de su padre, en una entrevista publicada por la revista "Sport&Style", distribuida hoy junto al diario "Sydney Morning Herald".

La tenista de 26 años cuenta que tiene "mucha suerte de seguir aquí" pese a la difícil vida junto a su padre, Damir, antiguo boxeador y conductor de taxis en Belgrado.

"He pasado por cosas mucho peores que nadie en el circuito. Cuando pasas por algo así, un partido de tenis es algo fácil a lo que enfrentarse", dice Dokic en la entrevista.

El turbulento pasado de Damir Dokic, un hombre de carácter agresivo que veía confabulaciones contra la jugadora, sus problemas de peso y las constantes desavenencias con la Federación Australiana siempre han perseguido a Jelena.

Hace tres años, Damir culpó al novio de la jugadora, Tim Bikic, de un leve accidente de tráfico que ambos sufrieron en Zagreb, tras asegurar que él robaba dinero y chantajeaba a su hija.

Damir no tuvo reparo alguno en decir cosas como que "los australianos, los croatas y el Vaticano habían lavado el cerebro" a su hija; que deseaba "lanzar una bomba nuclear en Sídney" y que contemplaba "matar a algún australiano" para desahogarse.

Jelena Dokic confesó en el pasado que gran parte del dinero que ganó en su mejor etapa acabó dilapidado por su padre, al que le entregaba grandes cantidades de efectivo para evadirse de un acoso brutal.

Dokic fue semifinalista de Wimbledon en 2000, alcanzó la cuarta posición en el ránking mundial, en 2002, y actualmente ocupa el número 31 de la clasificación de la WTA.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×