Busca Tijuana retomar su lugar en el boxeo mundial

La cúspide alcanzada por Tijuana en las décadas de los 80-90 como una de las mejores plazas del boxeo está muy cerca de ser retomada, pues hay por lo menos una veintena de prospectos que se...
La cúspide alcanzada por Tijuana en las décadas de los 80-90 como una de las mejores plazas del boxeo está muy cerca de ser retomada, pues hay por lo menos una veintena de prospectos que se enfilan al estrellato internacional.
 La cúspide alcanzada por Tijuana en las décadas de los 80-90 como una de las mejores plazas del boxeo está muy cerca de ser retomada, pues hay por lo menos una veintena de prospectos que se enfilan al estrellato internacional.  (Foto: Notimex)
Tijuana, Baja California, México (Notimex) -
  • Antonio Lozada ha sido testigo del surgimiento del boxeo tijuanense

La cúspide alcanzada por Tijuana en las décadas de los 80-90 como una de las mejores plazas del boxeo está muy cerca de ser retomada, pues hay por lo menos una veintena de prospectos que se enfilan al estrellato internacional.

Antonio Lozada Castillo, pugilista en la década de los noventa, ha sido testigo del surgimiento del boxeo tijuanense, desde que se coronó Lupe Aquino en 1987, hasta la titulación de Alex "Terra" García en 2003.

Lozada Castillo, convertido ahora en agente de boxeadores, echa un vistazo a los albores de la época de oro del pugilismo tijuanense, el cual considera inició en la década de los ochenta, cuando varios promotores boxísticos echaron los cimientos.

Ignacio Huizar y Guillermo Mayén, quienes competían con funciones alternadas de box cada semana, fueron los precursores de esos cimientos del pugilismo en Tijuana, sacando el mayor provecho a la arena Tijuana 72, construida para el impulso del boxeo.

La coronación el 12 de julio de 1987, imperceptible para muchos del oriundo de Chihuahua, Lupe Aquino, marcó el inicio de los campeones mundiales nacidos o forjados en Tijuana.

Después, en 1988, anotaría su nombre en esas páginas el tijuanense Juan José "Dinamita" Estrada, a quien le sucedería otro oriundo de Tijuana, Raúl "Jíbaro" Pérez, y posteriormente el jalisciense José "Gallito" Quirino, con una efímera titulación.

Más tarde agregó su nombre a esa lista Manuel "Mantecas "Medina", el más longevo de todos ellos, quien logró su primer título en 1995 y todavía en 2003 ostentó una corona mundial.

En esa misma década de los noventa aparecieron los hermanos Morales, Eric y Diego, apodados "Terrible" y "Pelucho", y posteriormente surgieron los nombres de Antonio Margarito, Alex "Terra" García y el sinaloense Víctor Burgos.

Otros campeones recientes, oriundos de otras entidades como el sinaloense Humberto "Zorrita" Soto y el chiapaneco Cristóbal "Lacandón" Cruz, han forjado sus carreras en Tijuana, por lo cual la consideran su plataforma profesional.

En su recuento, Lozada Castillo asegura que en el listado de peleadores que podrían hacer que el nombre de Tijuana vuelva a estar en las principales marquesinas figuran los prospectos Marvin Quintero, David de la Mora y Alex "Mantequitas" Rubio.

A esa lista también agrega los nombres de Arturo Fuerte Badillo, Antonio "Cañitas" Lozada Jr., Oscar "Cariñoso" Arenas, Josué Mendoza y Jessica Villafranco, todos ellos que, con excepción de Marvin Quintero, presentan un palmarés invicto.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×