LeBron y Cavs esperan superar primer tropiezo

El reloj que marca los 24 segundos de posesión ya fue reparado. Ahora, toca a los Cavaliers de Cleveland recuperar la compostura.
 El reloj que marca los 24 segundos de posesión ya fue reparado. Ahora, toca a los Cavaliers de Cleveland recuperar la compostura.
Cleveland, Ohio, EUA -
  • Magic causó daños tan graves como inesperados

El reloj que marca los 24 segundos de posesión ya fue reparado. Ahora, toca a los Cavaliers de Cleveland recuperar la compostura.

El Magic de Orlando causó daños tan graves como inesperados con su asombrosa victoria en el primer partido de la Final por el título de la Conferencia del Este.

Orlando expuso las debilidades de Cleveland, pulverizó su defensiva, se apoderó de la ventaja de casa y colocó al mejor equipo durante la Temporada regular en una posición desconocida: abajo en una serie y desesperados por ganar el segundo partido el viernes.

"Lo vemos como una victoria sí o sí", dijo el Jugador Más Valioso, LeBron James, antes de la práctica del jueves.

"Es obvio", dijo el escolta Mo Williams de los Cavaliers con la misma percepción de salir a ganar. "Hasta mi abuela sabe eso. Sí, es una victoria obligada. ¡Caramba!"

Con una avalancha de triples oportunos —como el decisivo de Rashard Lewis a 14.7 segundos del final— y la presencia de Dwight Howard, el Magic se impuso a base de fuerza en la arena bulliciosa de Cleveland y remontó para llevarse un triunfo sorprendente por 107-106 que pudo alterar la percepción de que los Cavaliers son el equipo a vencer en la Postemporada.

Y no fue acto de prestidigitación del Magic. Orlando demostró que es un equipo al cual hay que tomar en serio.

Howard averió uno de los relojes de posición con una clavada en los primeros minutos, en una especie de declaración de guerra que dejó atónitos a los seguidores de Cleveland, quienes más tarde salieron cabizbajos preguntándose qué estuvo mal para que los Cavaliers perdieran en su propia cancha por tercera vez en 46 partidos.

Al terminar la práctica del jueves, Howard, de pie cerca de la canasta de la clavada, recibió la pregunta de si ya dejaría de romper cosas.

"No", dijo con una sonrisa. "Todavía no".

Pese al triunfo, el Magic —que venció a Filadelfia en la primera ronda y eliminó a los Campeones defensores -los Celtics de Boston- en las Semifinales de Conferencia— parecía como si no tuviera la oportunidad de ganar esta serie y avanzar a la Final de la NBA por vez primera desde 1995.

"Ni siquiera creo que la mayoría del país sabe que estamos en esta serie", expresó el entrenador de Orlando, Stan Van Gundy, luego de una práctica del Magic en la Quicken Loans Arena. "Esta es la serie de 'Cavaliers de Cleveland y LeBron James'. Contra quienes jueguen no tiene prioridad".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×