Mi objetivo es correr hasta el final: Oscar Pistorius

El atleta paralímpico Oscar Pistorius corre con prótesis en las dos piernas, ha batido varios récords mundiales y mantiene una pugna con la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) por...
 El atleta paralímpico Oscar Pistorius corre con prótesis en las dos piernas, ha batido varios récords mundiales y mantiene una pugna con la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) por competir con atletas no discapacitados.
Barcelona, España (Reuters) -
  • "No estás discapacitado por las discapacidades que sufres, sino capacitado por las capacidades que tienes"

El atleta paralímpico Oscar Pistorius corre con prótesis en las dos piernas, ha batido varios récords mundiales y mantiene una pugna con la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) por competir con atletas no discapacitados.

"Uno de mis objetivos es seguir corriendo hasta el final, para que cuando termine mi carrera no me arrepienta de nada y sepa que me esforcé al máximo, con todas mis capacidades", confiesa Pistorius.

Nacido el 22 de noviembre de 1986 en Sudáfrica, Pistorius nació con una deficiencia congénita y tuvieron que amputarle las dos piernas cuando apenas tenía un año, lo que no le impidió sentirse "como cualquier otra persona" y jugar al rugby, tenis, waterpolo o hacer lucha libre en el instituto.

"Fui a una escuela corriente y hacía lo mismo que el resto de la gente, nunca me sentí distinto al resto", asegura Pistorius, algo que atribuye principalmente al apoyo de su familia y sobre todo de su madre, "una gran mujer" que siempre lo animó a correr.

Ganador de tres Medallas de Oro en los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008, donde consiguió un récord mundial de 47.49 segundos en los 400 metros lisos, Pistorius hace meses que lucha con la IAAF por competir en las mismas pruebas que los atletas no discapacitados.

En 2008, la IAAF le prohibió competir en los Juegos Olímpicos de Pekín por la supuesta ventaja que le proporcionaban sus prótesis y, aunque el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) acabó dando la razón al atleta e impugnó la sentencia de la IAAF, Pistorius no consiguió los tiempos mínimos para entrar en el equipo surafricano.

"Cuando me prohibieron correr con los atletas no discapacitados ya hacía cuatro años que corría (profesionalmente), así que no lo hice para probar nada: sólo lo hice porque quería seguir corriendo", declara Pistorius, que tuvo que pasar varias pruebas para demostrar que sus prótesis no le daban ventaja.

”Blade Runner” (“Corredor con Hojas”, por la forma de sus prótesis), como se le apoda en los circuitos de atletismo, no se considera un "modelo" para la gente discapacitada, pero se siente feliz de poder "dar al deporte paralímpico el reconocimiento que se merece".

"Me siento útil al demostrar a la gente discapacitada que pueden hacer lo que se propongan: si puedo servir de inspiración para alguien, eso es muy bueno", afirma.

Pistorius aspira a participar en Londres 2012, pero hasta entonces está buscando conseguir la marca mínima en 400 metros (45.95 segundos) para disputar los próximos Mundiales de Berlín.

Recuperado del accidente en lancha que sufrió a finales de febrero -"siento que estoy en buena forma"-, Pistorius participará este fin de semana en la Reunión Internacional de L'Hospitalet (Barcelona), donde correrá los 100 metros con atletas paralímpicos y los 400 metros con atletas no discapacitados.

Además de inspiradora, la historia de Pistorius también resulta mediática, y ya cuenta con dos biografías y diversos proyectos de guiones en Holywood, aunque al joven atleta sudafricano la fama no le quita el sueño. "Tal vez cuando haya terminado mi carrera deportiva... ahora quiero centrarme en correr".

La vida de Pistorius se rige por una máxima: "No estás discapacitado por las discapacidades que sufres, sino capacitado por las capacidades que tienes". Y él la cumple siempre a rajatabla.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×