Lakers descansan a la espera de la Final en la NBA

Kobe Bryant miraba fijamente hacia adelante y respondía impasible. Sus compañeros de equipo no podían escucharlo, pero sin duda les dijo lo mismo.
Kobe Bryant miraba fijamente hacia adelante y respondía impasible. Sus compañeros de equipo no podían escucharlo, pero sin duda les dijo lo mismo.
 Kobe Bryant miraba fijamente hacia adelante y respondía impasible. Sus compañeros de equipo no podían escucharlo, pero sin duda les dijo lo mismo.
Los Angeles, California, EUA -
  • Los críticos han cuestionado a Lakers toda la Postemporada

Kobe Bryant miraba fijamente hacia adelante y respondía impasible. Sus compañeros de equipo no podían escucharlo, pero sin duda les dijo lo mismo.

A la pregunta de qué se necesitaba para liquidar a Denver en seis partidos, el superastro de los Lakers de Los Angeles contestó: "tener sangre fría, salir a ejecutar. Tenemos que estar concentrados y serenos y tratar de hacerlos trizas".

Liderados por la implacable eficiencia de Bryant, los Lakers despedazaron a los Nuggets para llegar a la Final de la NBA por segundo año consecutivo. Los Angeles remató la serie el viernes al apabullar 119-92 como visitante a Denver.

"Llegamos a un lugar donde el año pasado no cumplimos la tarea", dijo Bryant. "Espero que esta vez sí lo hagamos".

Golpeados, lastimados y exhaustos, los Lakers se tomaron el sábado libre. Tendrán varios días de descanso antes de la Final que comienza el jueves. Orlando aventaja a Cleveland 3-2 y podría liquidar la serie de la Conferencia del Este el sábado en el sexto encuentro.

En el comienzo de la serie final, los Lakers serán locales si gana Orlando, o visitantes en Cleveland si se imponen LeBron James y los Cavaliers.

"Hemos regresado a donde queríamos y estamos jugando con nuestro mejor nivel en todo el año", dijo Luke Walton.

No ha sido fácil.

Los críticos han cuestionado a los Lakers en toda la Postemporada, sobre todo cuando Houston, jugando sin varios titulares, forzó el séptimo partido en las Semifinales de Conferencia.

Se han mostrado irregulares: Denver los apabulló 120-101 en el cuarto partido, luego dominaron el cuarto período del quinto y los aniquilaron en el encuentro eliminatorio.

"No permitimos que la energía inicial y la emoción del equipo local y sus fanáticos nos obligaran a jugar a la defensiva", dijo Derek Fisher. "Esa fue la clave para nosotros, incluso mentalmente. Tuvimos un arranque muy sólido y pudimos sustentarlo durante los cuatro períodos".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×