Los Lakers buscarán seguir imparables en las Finales de la NBA

Todo es tranquilidad dentro de Los Ángeles Lakers, que no denotan presión, sino sólo confianza en estar listos para el segundo partido de las Finales de la NBA y conseguir el 2-0 cuando mañana,...
 Todo es tranquilidad dentro de Los Ángeles Lakers, que no denotan presión, sino sólo confianza en estar listos para el segundo partido de las Finales de la NBA y conseguir el 2-0 cuando mañana, domingo, se enfrenten de nuevo a los Magic de Orlando.
Los Angeles, Estados Unidos (Reuters) -
  • Los Lakers son conscientes que están en la mejor posición de viajar a Orlando con la ventaja.

Todo es tranquilidad dentro de Los Ángeles Lakers, que no denotan presión, sino sólo confianza en estar listos para el segundo partido de las Finales de la NBA y conseguir el 2-0 cuando mañana, domingo, se enfrenten de nuevo a los Magic de Orlando. Después de la abrumadora victoria que consiguieron en el primer partido por 100-75, los Lakers son conscientes que están en la mejor posición de viajar a Orlando con la ventaja que les permita tener la oportunidad de alcanzar el decimoquinto título en la historia del equipo. Pero para eso es necesario que mantengan la misma intensidad en su juego, especialmente, en el apartado defensivo, que hasta ahora ha sido la clave no sólo de arrollar a los Magic sino de haber conseguido superar la eliminatoria de los finales de la Conferencia Oeste ante los Nuggets de Denver. "Hemos hecho grandes progresos desde el tercer partido de la serie ante los Nuggets", destacó Phil Jackson, entrenador de los Lakers. "Creo que después de haber ganado en el Denver, gracias a la gran defensa que hicimos en el cuarto periodo, todo cambió a nuestro favor". Los Lakers no dieron ninguna opción a los Magic en el primer partido, al limitarlos a sólo 23 tiros de campo como equipo por 16 que completó el escolta Kobe Bryant. "Hicimos un gran marcaje sobre el pívot Dwight Howard y en esa línea tenemos que seguir, sin bajar la energía y la agresividad defensiva", señaló Jackson. "El equipo ha demostrado que su condición física es extraordinaria". Jackson admitió que como bien habían anticipado el entrenador de los Nuggets, George Karl, la serie frente al equipo de Denver les permitió hacer los ajustes necesarios que tenían en algunos aspectos de la defensa y a partir de ese trabajo son mucho mejores. "Creo que fue en el quinto partido de la serie ante los Nuggets cuando nuestro juego defensivo alcanzó su mejor nivel, gracias a toda la energía nueva que pusimos y ahí nos consolidamos como equipo ganador". Pero Jackson, de 63 años, que busca con los Lakers su cuarto título al frente del equipo y el décimo como profesional -los otros seis los logró con los Bulls de Chicago de Michael Jordan-, la mejor marca en la historia de la NBA, también recordó que los Magic no aportaron en el primer partido todo su potencial real. "Tal vez les sorprendimos con nuestra intensidad y juego defensivo, pero no creo que vuelva a suceder lo mismo en el segundo por lo que debemos salir al campo con la mentalidad de no haber ganado nada", comentó Jackson. "Lo importante es que llegamos bien físicamente y con la moral alta". El veterano entrenador de los Lakers reiteró que no importaba la diferencia que pudiese darse en el marcador, lo único válido era conseguir el triunfo. "Les he repetido a los jugadores que no importa si ganamos por 60 o por seis puntos, lo que necesitamos es un nuevo triunfo", subrayó Jackson. "Debemos salir al campo e imponer de nuevo la ventaja de estar en nuestra casa". Bryant tiene el mismo sentir que Jackson y dijo tras el entrenamiento que el equipo sabía que estaban ante la gran oportunidad de alcanzar una ventaja de 2-0 que iba a ser "muy importante" de cara al resto de la serie. "Nadie dentro del equipo piensa que todo está hecho, por el contrario, trabajamos con más intensidad y tenemos mayor convencimiento de hacer mejor las cosas en el segundo partido", comentó Bryant. "Sabemos también que Orlando no va a ser el mismo equipo del pasado jueves". "Peor que jugamos el primer partido no creo que volvamos a hacerlo" Al menos eso es lo que quieren evitar los jugadores de los Magic, encabezados por Howard, quien no pudo brillar tampoco a nivel individual con su poder físico. "Peor que jugamos como equipo en el primer partido no creo que volvamos a hacerlo, un 29 por ciento de acierto en los tiros de campo, es algo que no va con nosotros", comentó Howard. "Aprendimos la lección, perdimos un partido, pero no la serie". Howard dijo que a cualquier equipo, sin importar que sean las Finales, pueden tener su mal día, pero estaba convencido que los jugadores de los Magic estaban listos para reaccionar en el segundo. "No sé si vamos a ganar o perder el domingo, pero de lo que sí estoy convencido es que seremos un equipo completamente diferente al que se vio el pasado jueves", agregó Howard, que aportó un doble-doble de 12 puntos y 15 rebotes. Por su parte, el entrenador de los Magic, Stan Van Gundy, dijo que su equipo estaba listo para olvidarse de lo que sucedió en el primer partido y alcanzar el nivel que tuvo en las series previas ante los Celtics de Boston y los Cavaliers de Cleveland. "Si miras la historia de las Finales de la NBA todos los equipos campeones han tenido algún partido malo, eso es algo normal", valoró Van Gundy. "El domingo seremos de nuevo un buen equipo"

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×