El Presidente de la FIA seguirá su cruzada contra la FOTA

Max Mosley, continúa su cruzada contra la Asociación de Equipos de Fórmula Uno (FOTA), a pesar del acuerdo alcanzado el pasado miércoles, según lo demuestran sendas cartas enviadas a los miembros...
Max Mosley, continúa su cruzada contra la Asociación de Equipos de Fórmula Uno (FOTA), a pesar del acuerdo alcanzado el pasado miércoles, según lo demuestran sendas cartas enviadas a los miembros de la FIA y del Consejo Mundial.
 Max Mosley, continúa su cruzada contra la Asociación de Equipos de Fórmula Uno (FOTA), a pesar del acuerdo alcanzado el pasado miércoles, según lo demuestran sendas cartas enviadas a los miembros de la FIA y del Consejo Mundial.
París, Francia (Reuters) -
  • Culpó a Montezemolo de no respetar el trato al que llegaron en la reunión directiva.

El presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), el británico Max Mosley, continua su cruzada contra la Asociación de Equipos de Fórmula Uno (FOTA), a pesar del acuerdo alcanzado el pasado miércoles, según lo demuestran sendas cartas enviadas a los miembros de la FIA y del Consejo Mundial.

"Es decepcionante que Montezemolo no mantenga su parte del trato al que llegamos el pasado miércoles"

A los miembros del Consejo Mundial les dice que: "Es decepcionante que Montezemolo no mantenga su parte del trato al que llegamos el pasado miércoles. He decidido de todas formas no presentarme a la reelección el próximo mes de octubre y, habida cuenta de lo que he tenido que luchar durante los últimos 12 meses, necesitaba una solución pacífica antes del verano y de comenzar una existencia más tranquila". "El acuerdo era aceptable para mí personalmente y para los intereses generales de la Fórmula Uno. Pero cuando la FOTA falsamente ha dicho que me había echado e impuesto sus opiniones a las de la FIA, la situación se volvió intolerable". Por último añade que: "Sin duda nos encontramos ante un difícil período. Esto puede desembocar en problemas a corto plazo para Fórmula Uno. Es posible que la FOTA creará una serie independiente. Está en su derecho, siempre que lo hagan en el marco del Código Deportivo Internacional. Sin embargo, el Campeonato del Mundo de Fórmula Uno seguirá siendo administrado por la FIA como lo ha sido durante 60 años. El Campeonato ha tenido momentos difíciles en el pasado y, sin duda, volverá a tenerlos en el futuro, pero eso no es razón para entregar el control a un organismo exterior, y menos aún con una escasa o nula comprensión de la ética deportiva y bajo el control de una industria a la que hemos de controlar". Por su parte a los miembros de la FIA les dice en la carta que les ha enviado que: "Algunos han tratado de interpretar este resultado como un retroceso de la FIA y un golpe de los equipos que me quieren echar de mi puesto" Incluso han llegado a decir que había cesado en mis funciones de presidente inmediatamente. Estas afirmaciones son totalmente falsas". "Voy a seguir cumpliendo mi función como presidente de la FIA hasta nuestra Asamblea General en octubre. Lo contrario sería traicionar el apoyo que he recibido el año pasado, cuando fui confirmado como presidente de la FIA por los Clubes en la Asamblea General Extraordinaria Asamblea. "En lo que respecta a las alegaciones de que la FIA había sido doblegada por los equipos, solo puedo una vez más insistir en que la FIA ha conseguido los dos objetivos que se fijó la reducción de los costos y nuevos equipos". Por último les dice que: "La elección del nuevo presidente de la FIA es materia exclusiva de ustedes, los clubes miembros de la FIA y no de los constructores de coches que forman la FOTA".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×