Iniciaron las fiestas de San Fermín, con el tradicional Chupinazo

A las doce en punto del mediodía, en la capital navarra, estalló la fiesta de San Fermín, tras el lanzamiento del "Chupinazo".
 A las doce en punto del mediodía, en la capital navarra, estalló la fiesta de San Fermín, tras el lanzamiento del "Chupinazo".
Pamplona, España (Notimex) -
  • Desde los balcones, la gente que contemplaba en lo alto el inicio de las fiestas más conocidas de España

A las doce en punto del mediodía, en la capital navarra, estalló la fiesta de San Fermín, tras el lanzamiento del "Chupinazo". Miles de pamploneses y extranjeros, provenientes de diversos países, se dieron cita en la Plaza del Ayuntamiento, para esperar el lanzamiento del cohete, que anunció que los sanfermines han iniciado. Justo tres minutos antes del mediodía, los balcones de la Casa Consistorial, se abrieron para que salieran las autoridades municipales. En esta ocasión, el lanzamiento del cohete estuvo a cargo de Maite Esporrín, del Partido Socialista de Navarra. Desde la 10 de la mañana, una verdadera marea roja y blanca se apoderó de la Plaza del Ayuntamiento, para ganar un espacio cercano al corazón de la fiesta. La espera de la inauguración de los sanfermines, estuvo acompañada de vino, cava y kalimotxo, (mezcla de vino tinto y coca cola). Oriundos de Pamplona y guiris (extranjeros), tiñeron en pocos minutos las ropas blancas por el tinto del vino, que en estas fiestas parece llevarse por dentro del cuerpo y por fuera. Desde los balcones, la gente que contemplaba en lo alto el inicio de las fiestas más conocidas de España en el mundo, arrojaba a los de abajo harina y agua. Parece ser una vieja tradición, para el inicio de las fiestas. Justo antes de las doce, mozos y mozas esperaban ansiosos con el "pañuelico" rojo en las manos, al grito de "San Fermín, San Fermín". Tras el grito de "Viva San Fermín, Gora San Fermín", lanzado por Esporrín, la multitud se anudó el pañuelo al cuello. Se abrieron más botellas de cava, mientras listones multicolores inundaron la plaza, por la que mañana correrán los toros, en el primer encierro de las fiestas. Dada la gran afluencia de gente que se esperaba para este momento, el Ayuntamiento de Pamplona, colocó pantallas gigantes en distintos puntos de la ciudad, para que quienes no lograron llegar al Ayuntamiento, no se perdieran este momento tan esperado por todos. En todo el Casco Antiguo de la ciudad, la policía municipal y la policía de la comunidad foral, han montado un fuerte dispositivo de seguridad. Igualmente, se ha instalado diversos puestos de atención médica para atender a heridos, desde el inicio de las fiestas. Los casos más frecuentes durante el "chupinazo", son cortaduras con cristales por las botellas e intoxicaciones etílicas. Como en fiestas anteriores, diversos grupos nacionalistas vascos han aprovechado el momento del Chupinazo, para desplegar mantas a favor de la autodeterminación del País Vasco.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×