Es mi momento: Contador

El español Alberto Contador, ganador en la decimoquinta etapa del Tour de Francia y nuevo líder de la carrera, afirmó hoy que el equipo Astana se pondrá detrás de él.
 El español Alberto Contador, ganador en la decimoquinta etapa del Tour de Francia y nuevo líder de la carrera, afirmó hoy que el equipo Astana se pondrá detrás de él.
Verbier, Francia (Reuters) -
  • Armstrong parece desplomarse y elogia a Contador, quien se reconoce en su momento

El español Alberto Contador, ganador en la decimoquinta etapa del Tour de Francia y nuevo líder de la carrera, afirmó hoy que el equipo Astana se pondrá detrás de él.

"La situación es favorable para mi y ahora la baza que el equipo jugará será la mía" "La situación es favorable para mi y ahora la baza que el equipo jugará será la mía", aseguró el madrileño. Tras conocer que Lance Armstrong le designó como "el más fuerte de la etapa y del Tour" y se mostrara dispuesto a trabajar para él, Contador aseguró que "es un honor y un placer escuchar esas palabras de Lance". "Es un grandísimo profesional y ahora tenemos todos que luchar por la situación en la que estoy. Puede hacer un papel importantísimo en el seno del equipo", señaló. El ciclista de Pinto reconoció que la etapa de Verbier le liberó de las tensiones de los últimos días. "Tenía ganas de que llegara esta etapa. Ha habido días que no han sido nada fáciles para mi y tenía ganas de que llegara esta etapa y que se desarrollara como se ha desarrollado, con unas grandes diferencias", dijo. "Estoy muy contento del resultado de la etapa. No era una ascensión muy larga y por eso he atacado pronto para poder lograr diferencias", añadió. El ciclista señaló que en la subida a Verbier lo dio todo para intentar lograr la máxima renta posible. "Lo he intentado de la mejor manera con todas mis fuerzas", aseguró. El de la localidad madrileña de Pinto indicó que el amarillo que se enfundó hoy le hace más ilusión que el de 2007, cuando logró la prenda tras la ausencia del danés Michael Rasmussen, descartado por su equipo ante el incumplimiento del código antidopaje. "Estoy muy contento de cómo he conseguido el amarillo, es diferente al de 2007", comentó. Sin embargo, Contador afirmó que el de hoy no es el día más feliz de su vida, que fue cuando retornó al ciclismo tras el cavernoma cerebral que le produjo un accidente en la Vuelta a Asturias y que estuvo a punto de costarle la vida". "El día más feliz fue cuando en 2005 volví a la competición tras el accidente de 2004 que estuvo a punto de costarme la vida. Fue en el Tour Down Under, al mes de volver a subirme en una bicicleta, y gané la etapa reina", aseguró. También dijo que la resistencia mostrada por Lance Armstrong, ganador de siete Tours de Francia, y del resto de los rivales "da más valor al maillot" porque "ha costado hacer diferencias". "Armstrong ha sido mi ídolo, pero cuando se ha quedado en el ataque no le he dado más importancia. Tenía pensado distanciar al máximo a todos mis rivales", aseguró. Contador indicó que pensaba atacar a falta de cuatro o cinco kilómetros para la meta, pero que decidió adelantar el demarrage después de que el fuerte ritmo impuesto por el equipo Saxo Bank diezmara el pelotón de favoritos. El español negó que con la etapa de hoy se haya acabado el Tour de Francia. "Se ha dado un paso importante pero lo más duro es la última semana. Va a haber muchos movimientos de otros corredores que se ha visto hoy que estaban muy fuertes. Queda mucho Tour, hay que esperar y estos días serán muy duros", señaló.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×