Rompió Jacobo marca mexicana en 200 pecho

Alejandro Jacobo vuelve a revivir para México la máxima prueba que tiene en la natación, los 200 metros pecho, en la que Felipe “Tibio” Muñoz ganara la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1968.
Alejandro Jacobo vuelve a revivir para México la máxima prueba que tiene en la natación, los 200 metros pecho, en la que Felipe “Tibio” Muñoz ganara la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1968.
 Alejandro Jacobo vuelve a revivir para México la máxima prueba que tiene en la natación, los 200 metros pecho, en la que Felipe “Tibio” Muñoz ganara la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1968.  (Foto: Notimex)
Roma, Italia (Notimex) -
  • El guanajuatense se ubicó en la posición 33 del ranking de 84 nadadores inscritos

Alejandro Jacobo vuelve a revivir para México la máxima prueba que tiene en la natación, los 200 metros pecho, en la que Felipe “Tibio” Muñoz ganara la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1968.

"Tenía la meta fija de estar en una Semifinal, pero debemos tener paciencia porque esto va paso a paso" Hoy, Jacobo, destroza su propio récord mexicano en el Campeonato Mundial de Natación Roma 2009, detiene el cronometro en 2.13.37 minutos, atrás queda su 2.15.56 conseguido el pasado abril en Tijuana, y a casi 15 segundos aquel registro de gloria para México de 2.28.7 realizado por el “Tibio”. El guanajuatense se ubicó en la posición 33 del ranking de 84 nadadores inscritos, tuvo un tiempo de reacción de 0.71 con parciales en sus cuatro cincuentas de 30.18, 33.64, 33.96 y 35.59, quedándose a 4.82 segundos del estadounidense Eric Shanteau quien impuso marca de Campeonato Mundial con 2.08.55, mientras que el otro mexicano que participó Joshua Arreguin se quedó con 2,16,57 en el lugar 42. Alejandro baja el registro de 200 pecho por segunda vez en el año, un tiempo que desde que Javier Careaga nadó en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 con 2.15.59, éste no se tocaba. “Tenía la meta fija de estar en una Semifinal, pero debemos tener paciencia porque esto va paso a paso”, relató el guanajuatense de 24 años de edad. Dijo que está contento de bajar la marca mexicana en su primer mundial que participa, “cuando se rompe una marca como la de Careaga que duró casi 17 años, también se rompe una barrera mental en la que sabes que sí se pueden lograr los objetivos”. Con respecto al significado de esta prueba de 200 metros pecho, Alejandro afirmó que es una gran motivación saber que un mexicano fue medallista de oro olímpico en ella, “quiere decir que sí él pudo, nosotros también debemos poder”. Reconoció que la especialidad de pecho es la más técnica de todas las modalidades, “ha sufrido cambios importantes a través del tiempo en reglamento y técnicas para nadar con mayor velocidad”. Así, Jacobo cumple una gran participación mundialista en la que rompe los récords mexicanos en 100 y 200 metros pecho.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×