Semenya es mujer, Dios le dio ese aspecto: familia

Familiares, entrenadores y autoridades deportivas de Sudáfrica salieron el jueves en defensa de la campeona mundial de los 800 metros, Caster Semenya, quien tuvo que someterse a pruebas médicas...
Familiares, entrenadores y autoridades deportivas de Sudáfrica salieron el jueves en defensa de la campeona mundial de los 800 metros, Caster Semenya, quien tuvo que someterse a pruebas médicas para comprobar que es una mujer.
 Familiares, entrenadores y autoridades deportivas de Sudáfrica salieron el jueves en defensa de la campeona mundial de los 800 metros, Caster Semenya, quien tuvo que someterse a pruebas médicas para comprobar que es una mujer.
Berlín, Alemania -
  • Semenya dominó la prueba de los 800 metros

Familiares, entrenadores y autoridades deportivas de Sudáfrica salieron el jueves en defensa de la campeona mundial de los 800 metros, Caster Semenya, quien tuvo que someterse a pruebas médicas para comprobar que es una mujer. "Yo la he criado y sé que es una mujer. ¿Qué puedo hacer si dicen que es un hombre? Es Dios quien le ha dado ese aspecto" La sudafricana de 18 años dominó el miércoles a sus oponentes al ganar la medalla de oro en los 800 metros, poco después de la revelación de que los organizadores pidieron que fuera sometida a pruebas médicas ante la sospecha de que no cumple con los requisitos para competir como mujer. "Ella me dijo que no entiende por qué tanto alboroto", dijo el jueves el director del equipo sudafricano, Phiwe Mlangeni-Tsholetsane. "Ella cree que es un talento que le dio Dios y lo va a aprovechar". La abuela paterna de Caster, Maputhi Sekgala, declaró que la controversia no le perturba: "yo la he criado y sé que es una mujer. ¿Qué puedo hacer si dicen que es un hombre? Es Dios quien le ha dado ese aspecto", dijo. Semenya no era la única persona sorprendida por el escándalo. Su padre Jacob también descartó las conjeturas. "Ella es mi pequeña niña", declaró al diario Sowetan. "Yo la crié y nunca he dudado de su género. Ella es una mujer y puedo repetir eso un millón de veces". La abuela paterna de Semenya, Maphuthi Sekgala, dijo que la controversia "no me molesta mucho porque sé que ella es una mujer". "¿Qué puedo hacer cuando dicen que es un hombre, si realmente no es un hombre? Dios la hizo verse así", dijo Sekgala al diario sudafricano The Times. Hace unas tres semanas, la Federación Internacional de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) le pidió a la federación sudafricana que realizara las pruebas después que Semenya logró el mejor tiempo del año —1 minutos, 56.72 segundos— en el campeonato juvenil africano. La impresionante mejoría en los tiempos de la adolescente, además de su musculoso físico y su profunda voz, provocaron las especulaciones sobre su género. Semenya no acudió a la conferencia de prensa tras ganar la carrera del miércoles con más de dos segundos de ventaja, con tiempo de 1 minutos, 55.45 segundos. En su lugar acudió el secretario general de la IAAF, Pierre Weiss. Weiss indicó que la prueba fue solicitada debido a la "ambigüedad, no porque creamos que ella está haciendo trampa". Si las pruebas demuestran que Semenya no es una mujer, le quitarían la medalla de oro. La prueba, que demora semanas, requiere una evaluación física que incluye informes de un ginecólogo, endocrinólogo, psicólogo, internista y un experto en género. Gideon Sam, presidente del comité olímpico de Sudáfrica, criticó que Semenya "haya sido vinculada con esta especulación y acusaciones de la prensa, especialmente el día que corrió en la final de su primer mundial". La familia de Semenya en la villa de Fairlie, a unos 483 kilómetros al norte de Johanesburgo, dijo que a menudo la joven ha sido blanco de burlas por su apariencia. "Así la hizo Dios", dijo la prima de Semenya, Evelyn Sekgala. "La criamos de tal manera para que cuando la gente se burlara de ella, ella no se molestara". Semenya se mudó a Fairlie cuando tenía unos 13 años para ayudar a cuidar a su abuela Maphuthi. Su prima, quien también vive con la abuela, recuerda que Semenya jugaba fútbol con los niños del poblado, antes de que un profesor la pusiera en contacto con el atletismo. Evelyn Sekgala dijo que la familia estaba contenta porque Semenya se interesó por los deportes, y no en el alcohol y las fiestas como otros adolescentes. "Lo más que le interesaba era correr", dijo Evelyn. "Ella quería llegar lejos en su sueño atlético".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×