Rusia ganó su tercer Oro en marcha

Nada más cruzar la meta y proclamarse campeón del mundo de la marcha de 50 kilómetros, el ruso Serguei Kirdiapkin se derrumbó entre calambres y dolores inimaginables.
Nada más cruzar la meta y proclamarse campeón del mundo de la marcha de 50 kilómetros, el ruso Serguei Kirdiapkin se derrumbó entre calambres y dolores inimaginables.
 Nada más cruzar la meta y proclamarse campeón del mundo de la marcha de 50 kilómetros, el ruso Serguei Kirdiapkin se derrumbó entre calambres y dolores inimaginables.
Berlín, Alemania -
  • El mexicano Jesús Sánchez llegó en el lugar trece 

Nada más cruzar la meta y proclamarse campeón del mundo de la marcha de 50 kilómetros, el ruso Serguei Kirdiapkin se derrumbó entre calambres y dolores inimaginables. Kirdiapkin completó el viernes por primera vez en la historia un pleno de victorias de un único país, Rusia en este caso, en las pruebas de marcha de un mundial de atletismo, tras los triunfos tanto en categoría masculina como femenina de Valery Borchin y Olga Kaniskina en los 20 kilómetros. El noruego Trond Nymark finalizó en segunda posición, mientras que el español Jesús Angel García Bragado, de 39 años, se colgó la medalla de bronce. En cuanto a la representación latinoamericana, los mexcianos Jesús Sánchez y Horacio Nava terminaron 13ro y 19no, respectivamente, y el ecuatoriano Magno Mesías acabó 30. El día amaneció nublado sobre Berlín y la lluvia acompañó a los protagonistas de la marcha durante gran parte de la carrera. El ruso permaneció desde el arranque en los puestos de cabeza hasta que finalmente se quedó solo, completando el circuito urbano en la emblemática Puerta de Brandemburgo con un tiempo de 3 horas, 38 minutos y 35 segundos, la mejor marca del año. Kirdiapkin, de 29 años, recuperó con su victoria un título que había logrado hacía cuatro años en el mundial de Helsinki. La sobrecogedora imagen del ruso con la mirada perdida en el suelo, roto por el dolor, dio fe una vez más de la extrema dureza de la marcha de 50 kilómetros y la capacidad de los atletas para llevar al límite la resistencia humana. "Cuando terminé, tenía los músculos totalmente rígidos. No podía moverme. Ha sido una carrera muy, muy difícil", aseguró. El noruego Nymark entró a 2.41 minutos del vencedor. García Bragado, que suma su cuarta medalla en un mundial, realizó una carrera sólida en la que fue de menos a más. De hecho, formó grupo durante gran parte de la misma con el mexicano Sánchez, hasta que lo descolgó e inició la progresión que le condujo a la tercera posición. "No sabía ni en qué puesto iba", explicó el español. "Están aquí mis hijas y estoy muy feliz". El bronce de García Bragado es la segunda medalla de España en Berlín, después del oro de Marta Domínguez en los 3.000 metros con obstáculos. Sánchez, quien debutaba en un mundial, cronometró 3 horas 50 minutos y 55 segundos después de haber competido al lado del medallista español durante gran parte de la prueba. "Fui haciendo equipo con Jesús (García Bragado) durante un buen rato. Nos apoyamos juntos e hicimos una estrategia", explicó. "Iba bastante cómodo con el ritmo, pero faltando 12 kilómetros, empecé a sentir problemas musculares y me costó mucho terminar".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×