Ferrero rompe el maleficio, Martínez cae y Murray sale airoso

Amarrado a la épica y amarrado a la fe, Juan Carlos Ferrero remontó dos sets al alemán Phillip Pezschner (1-6, 3-6, 6-4, 6-2 y 6-4) para alcanzar, por primera vez la Tercera Ronda del Us Open.
Amarrado a la épica y amarrado a la fe, Juan Carlos Ferrero remontó dos sets al alemán Phillip Pezschner (1-6, 3-6, 6-4, 6-2 y 6-4) para alcanzar, por primera vez la Tercera Ronda del Us Open.
 Amarrado a la épica y amarrado a la fe, Juan Carlos Ferrero remontó dos sets al alemán Phillip Pezschner (1-6, 3-6, 6-4, 6-2 y 6-4) para alcanzar, por primera vez la Tercera Ronda del Us Open.
Nueva York, Estados Unidos (Reuters) -
  • Ferrero cortó el maleficio que le persigue en el último Grand Slam de la temporada desde que llegó a la final de 2003

Amarrado a la épica y amarrado a la fe, Juan Carlos Ferrero remontó dos sets al alemán Phillip Pezschner (1-6, 3-6, 6-4, 6-2 y 6-4) para alcanzar, por primera vez desde que fue finalista en 2003, la tercera ronda del Abierto de Estados Unidos, que contempla a los favoritos, el británico Andy Murray y Juan Martín del Potro, pero carente de españolas en el cuadro femenino tras la eliminación de María José Martínez ante la campeona, Serena Williams. Algo ha cambiado en el periplo de Ferrero. El 2009 ha devuelto al español a los momentos de lustre. El triunfo ante Pezschner le arrima a la segunda semana del último Grand Slam del curso. Y le revitaliza. Sobre todo mentalmente.

"Mentalmente, he aguantado bien cuando estaba más fuera que dentro del torneo" "Cuando las cosas van bien y ganas todo, va bien. Pero cuando van mal como hoy, con un mal comienzo y mal juego, es importante ganar sin hacer un buen juego. Mentalmente, he aguantado bien cuando estaba más fuera que dentro del torneo", reconoció Juan Carlos Ferrero, que después de remontar dos sets volvió a estar contra las cuerdas en el quinto parcial, cuando su rival se situó con 4-1. Contemplado por el capitán del equipo español de Copa Davis, que el próximo martes tiene previsto anunciar el cuarteto que se enfrentará a Israel en las semifinales de Murcia, el tenista de Onteniente, que puede estar entre los elegidos, efectuó un gasto extra para sacar adelante un compromiso torcido en las dos mangas iniciales. Ferrero cortó el maleficio que le persigue en el último Grand Slam de la temporada desde que llegó a la final de 2003, cuando siendo número uno del mundo perdió ante el estadounidense Andy Roddick. Desde entonces, nunca había logrado alcanzar la tercera eliminatoria. En esta ocasión, y ante un rival con el que no se había enfrentado nunca, terminó con la racha negativa. Es este un año de resurrección para el español. De resurgimiento. Ferrero, que en abril era el 115 del mundo, su peor situación en diez años, se ha situado en el puesto veinticinco. Logró, además, el título en el torneo de Casablanca, el primero en seis temporadas de eliminaciones precipitadas y finales perdidas. Ahora le espera el francés Gilles Simon, noveno favorito. Que batió al brasileño Thomaz Bellucci por 6-3, 6-2 y 6-4. Será el reencuentro de ambos tres meses después. En Wimbledon, con triunfo del español. Ferrero se agarró al Abierto de Estados Unidos igual que el británico Andy Murray y el argentino Juan Martín del Potro, segundo y sexto favoritos, respectivamente. El finalista del pasado año se dejó un set en el camino de su duelo con el chileno Paul Capdeville, pero reaccionó con firmeza para mantener sus expectativas en el Abierto de Estados Unidos (6-2, 3-6, 6-0 y 6-2). Son enormes las distancias entre el británico, que el 17 de agosto desplazó al español Rafael Nadal del número dos del circuito, y el tenista sudamericano. En cuanto a juego y en cuanto a palmarés. También en cuanto a aspiraciones. Sin embargo, durante las dos mangas iniciales el choque estaba abierto. Fuera del control de Murray, incómodo en la pista del Arthur Ashe Stadium, la de mayor relevancia del Centro Nacional de Tenis Billie Jean King. La pérdida del parcial motivó al escocés, ganador este año de cinco títulos y que pretende, al menos, revivir la experiencia del pasado año, cuando alcanzó la final tras batir a Nadal. Perdió con el suizo Roger Federer. Murray cumplió el compromiso de la segunda eliminatoria a la espera de empresas mayores. Como la que le puede oponer el español Iván Navarro Pastor, si saca adelante antes su partido contra el estadounidense Taylor Dent. Mientras, el argentino Juan Martín del Potro solventó los contratiempos iniciales de su partido ante el austríaco Jurgen Melzer (7-6(6), 6-3 y 6-3) para alcanzar la tercera ronda. La raqueta de Tandil, considerado como uno de los aspirantes a cuestionar el reinado del suizo Roger Federer, tuvo cuesta arriba el primer parcial, tras perder de inicio su saque. Enderezó la situación en el tramo final de la manga, que se apuntó en el desempate. Del Potro se enfrentará en tercera ronda al austríaco Daniel Koellere, que superó al uruguayo Pablo Cuevas por 3-6, 6-2, 6-1 y 6-4. También progresó el francés Jo Wilfried Tsonga, que ofreció una exhibición de potencial ante el finlandés Jarko Niemninen (7-5, 6-3 y 6-4) y se medirá a su compatriota Julien Benneteau, que eliminó al serbio Viktor Troicki (6-1, 3-6, 6-1 y 6-0). El cuadro femenino, sin embargo, se quedó sin representación española en el torneo. María José Martínez Sánchez plantó cara a la campeona, la estadounidense Serena Williams. La segunda favorita tuvo que emplearse a fondo para batir a la murciana, que tuteó a su rival (6-3 y 7-5). Sin aparentes cuentas pendientes que saldar, a pesar de lo sucedido en Roland Garros, donde la norteamericana, que ganó, acusó a la española de hacer trampas, Serena tuvo que entregarse al máximo para sobrevivir en el torneo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×