Tom Brady está de regreso con Patriotas

Brady, la luminaria por excelencia de la liga, ha vuelto a lanzar pases y esquivar a los paparazzi, y eso es lo mejor que le pudo pasar a la NFL para esta temporada.
Brady, la luminaria por excelencia de la liga, ha vuelto a lanzar pases y esquivar a los paparazzi, y eso es lo mejor que le pudo pasar a la NFL para esta temporada.
 Brady, la luminaria por excelencia de la liga, ha vuelto a lanzar pases y esquivar a los paparazzi, y eso es lo mejor que le pudo pasar a la NFL para esta temporada.
Nueva York, Estados Unidos -
  • ¿Altas expectativas? Quizás, si uno se pone a considerar los logros de Brady
  • Tom Brady está de vuelta. Esto significa que las candilejas se enfocarán en los Patriotas y la NFL

Brady, la luminaria por excelencia de la liga, ha vuelto a lanzar pases y esquivar a los paparazzi, y eso es lo mejor que le pudo pasar a la NFL para esta temporada. La fama persigue a Brady por su matrimonio con Giselle Bundchen y sus apariciones en programas de televisión (Entourage) . Pero no es ningún acto de medio tiempo en el Super Bowl. Brady es el motivo por el cual Nueva Inglaterra es nuevamente el equipo favorito para salir campeón. ¿Altas expectativas? Quizás, si uno se pone a considerar los logros de Brady, más allá de casarse con la supermodelo brasileña y convertirse en tema favorito en las revistas de chismes de farándula. Brady ha guiado a Nueva Inglaterra a tres campeonatos en cuatro apariciones en Super Bowls. Hace dos años, logró la temporada más notable para un quarterback y de paso hizo resucitar la carrera de Randy Moss. No ha perdido un sólo partido de temporada regular desde la campaña de 2006, luego que quedó fuera por una lesión en la rodilla al primer partido el año pasado y tras llevar a los Patriots a un récord de 16-0 en 2007. La NFL perdió brillo sin su presencia. Si bien Nueva Inglaterra no aflojó sin Brady al conseguir una marca de 11-5, el equipo comandado por Matt Cassel no logró clasificarse a los playoffs. ¿Está recuperado completamente? La pierna izquierda parece que está bien, aunque su ex compañero Rodney Harrison, quien tuvo que lidiar con operaciones en la rodilla, dice que cualquiera que ha pasado por ese tipo de cirugía le cuesta superar las dudas. ''Estoy seguro que Tom está pasando por algo de eso, es algo natural'', comentó Harrison. Y cuando debió salir de un duelo de pretemporada en Washington al ser derribado por un gigantesco tackle defensivo, dejándole el hombro adolorido, muchos empezaron a preguntarse si, a sus 32 años, Brady se había vuelto un poco endeble. ''Llevo lidiando con esta situación desde hace mucho tiempo, casi durante un año. Sé donde estoy parado'', dijo. ''Sé cómo me siento, cuán cómodo estoy en el campo y trato de expresar que me siento que eso ya pertenece al pasado. Esta temporada ha sido un año diferente. Ya me perdí un año. Ya pagué el precio por ello''. Debido a los antecedentes magistrales de Brady, lo recomendable es olvidar todas las dudas y prestar atención a lo que pueda hacer el 14 de septiembre contra Buffalo. Incluso antes que arranque la campaña, con el ahora tradicional partido del jueves por la noche, el 10 de septiembre, entre los actuales campeones Acereros de Pittsburgh en casa frente a Tennessee, la NFL ha pasado por un torbellino de situaciones, la mayoría ajenas al juego, y que podrían seguir su curso en los siguientes cinco meses hasta llegar al Super Bowl en Miami. Michael Vick en Filadelfia. Después de purgar 18 meses en la cárcel por organizar peleas de perros, el ex astro de los Halcones Negros recaló con los Águilas a mediados de agosto. El comisionado Roger Goodell le dio la luz verde para volver a jugar a partir de la tercera semana de la campaña regular. Su impacto podría ser exiguo. Brett Favre en Minnesota. El circo de Favre llegó a Minnesota, semanas después que el líder histórico de pases le había dicho que no a los Vikingos. A punto de cumplir los 40 años, con problemas físicos y hasta cuestionamientos de que ha socavado su legado, Favre intenta cargar a los Vikingos para conseguir un campeonato. La cuestión radica en si logra ser el Favre productivo de sus primeros 11 juegos con los Jets el año pasado o el que dio pena lesionado en las últimas seis semanas. Carrusel de entrenadores. Hay 32 equipos y 11 cuentan con nuevos técnicos. Doce estrenan coordinadores ofensivos, luego que Kansas City despidió el lunes a Chan Bailey, y 22 cambiaron coordinadores defensivos. Dos de los nuevos entrenadores, Raheem Morris en Tampa Bay y Josh McDaniels en Denver, tienen 33 años. Ambos están en problemas. Tampa depuró su plantel y McDaniels debió desprenderse del quarterback Jay Cutler por una agria discusión entre ambos y luego el wide receiver Brandon Marshall empezó a quejarse por las condiciones de su contrato. Jim Schwartz, quien tuvo como mentor a Jeff Fisher en Tenneessee, asume las riendas en Detroit, el equipo que no ganó un solo partido la campaña pasada. Estrellas sin contratos. El linebacker Derrick Brooks Brooks no ha podido conseguir nuevo equipo desde que Tampa le dejó ir. Igual pasa con el histórico wide receiver Marvin Harrison, a quien los Potros decidieron no renovarle el contrato. Se trata de dos futuros integrantes del Salón de la Fama. Problemas laborales Los meses que vienen darán más fuerza a las discusiones sobre el pacto colectivo de los jugadores, cuyo sindicato cuenta ahora con un encargado más agresivo como DeMaurice Smith. Los dueños decidieron dar fin al actual contrato, que vence al final de la campaña de 2010. Si no se alcanza un acuerdo antes de marzo, casi que seguramente no habrá un límite de salarios a partir de esa temporada. Por ahora, la expectativa es la nueva campaña, saber cuál equipo podrá subir de malo a bueno (los Empacadores) o hundirse (¿Los Bucaneros?). Y es hora de darle la bienvenida a la gran estrella en el universo de la NFL. Será cierto que Eli Manning y Philip Rivers negociaron contratos más jugosos al de Brady, pero ambos le siguen haciendo los mandados al hombre fuerte de la liga.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×