Ahora sueño con ser el número uno del mundo: Del Potro

Cumplido su objetivo de alzarse con el trofeo del Abierto de Estados Unidos, uno de sus sueños desde la infancia, Juan Martín Del Potro promete ahora ir por su próxima meta: alcanzar el primer...
Cumplido su objetivo de alzarse con el trofeo del Abierto de Estados Unidos, uno de sus sueños desde la infancia, Juan Martín Del Potro promete ahora ir por su próxima meta: alcanzar el primer lugar del escalafón mundial.
 Cumplido su objetivo de alzarse con el trofeo del Abierto de Estados Unidos, uno de sus sueños desde la infancia, Juan Martín Del Potro promete ahora ir por su próxima meta: alcanzar el primer lugar del escalafón mundial.
Buenos Aires, Argentina -
  • Del Potro arribó por la mañana procedente de Nueva York y fue recibido por decenas de admiradores que lo esperaban en el aeropuerto de Ezeiza 

Cumplido su objetivo de alzarse con el trofeo del Abierto de Estados Unidos, uno de sus sueños desde la infancia, Juan Martín Del Potro promete ahora ir por su próxima meta: alcanzar el primer lugar del escalafón mundial.

"Mi sueño ahora es ser el número uno, pero estoy en un largo camino. Hoy hay jugadores que están por encima de mi nivel, más allá del resultado en este torneo", dijo durante una conferencia de prensa en un hotel del centro de Buenos Aires tras recibir un reconocimiento de la Asociación Argentina de Tenis en la que podía leerse "a Juan Martín del Potro, orgullo nacional, por la obtención del US Open 2009".

La meta más inmediata, añadió, es el Masters de Londres, "es muy importante haber clasificado a esta altura de la temporada".

Del Potro arribó por la mañana procedente de Nueva York y fue recibido por decenas de admiradores que lo esperaban en el aeropuerto de Ezeiza, en las afueras de Buenos Aires, con papelitos, banderas y al grito de "Olé Olé Olé, Del Pooo... Del Pooo".

Del Potro posó para las cámaras y firmó autógrafos sin perder la sonrisa, mientras los periodistas pugnaban por obtener una declaración del tercer argentino en ganar el Grand Slam de Estados Unidos luego de Guillermo Vilas y Gabriela Sabatini.

Durante la conferencia, Del Potro repasó sus sensaciones durante la final que le ganó el lunes en cinco sets a Roger Federer, y sorprendió con su humildad.

"Sigo sin entender nada, no tuve tiempo todavía para relajarme... voy en automático", dijo entre sonriente y confundido.

"Tuve momentos críticos, en los que creí que no iba a ganar", agregó. "Por otro lado pensaba que no tenía nada que perder, que era su final 21 (de Roger Federer) contra mi primera final, y lo que podía hacer yo era correr hasta la última pelota. Creo que me di cuenta de que podía ganar recién en el quinto set, cuando le quebré el saque".

Del Potro aseguró que el triunfo no va a cambiar su vida: "No va a cambiar mi forma de ser, mi forma de vivir, solamente cumplí un gran sueño que tenía pero sigo teniendo los amigos que tuve toda mi vida, algo muy importante para seguir manteniendo los pies sobre la tierra, mi grupo de trabajo y también mi familia".

En un breve diálogo con periodistas en el aeropuerto, su entrenador Franco Davín relató que intuyó que el tandilense le ganaría la final a Federer "cuando quebró en el tercer set. Y me quedé con esa impresión aunque después ése terminó perdiéndolo".

Davín aseguró que "no es tiempo de pensar si puede llegar o no a ser número uno del mundo, sino que es momento de disfrutar de lo que ha conseguido".

Según medios locales, Del Potro sería recibido por la presidenta Cristina Fernández.

Aún no está claro cuándo viajará a Tandil, su ciudad natal a 350 kilómetros al sur de Buenos Aires, donde se preparan para recibirlo con una fiesta que incluirá una caravana con camión de bomberos hasta el palacio municipal, donde el alcalde lo designará embajador deportivo y le dará la llave de la ciudad.

El plan es que la caravana continúe luego hasta el Club Independiente, donde se formó como jugador.

Del Potro envió un mensaje a los niños que comienzan a dar sus primeros raquetazos en el semillero de Tandil, del que salieron otros destacados tenistas argentinos como Juan Mónaco y Mariano Zabaleta: "Para los chicos que arrancan con el tenis mucho no puedo decir, seguramente tienen a sus padres que van a ser sus mejores guías. A esa edad yo disfrutaba de jugar, de ir al colegio, trataba de no faltar nunca". 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×