Armstrong reconoció que es difícil vencer a Contador

Lance Armstrong reconoció que será difícil derrotar a Contador "cara a cara" en el Tour de Francia, por lo que cuenta con su equipo, el RadioShack, para sacar ventaja al español en las carreteras,...
 Lance Armstrong reconoció que será difícil derrotar a Contador "cara a cara" en el Tour de Francia, por lo que cuenta con su equipo, el RadioShack, para sacar ventaja al español en las carreteras, su próximo objetivo para la próxima temporada.
(Reuters) -
  • Lance confirmó que asistirá el próximo día 14 a la presentación del recorrido del Tour de 2010

El estadounidense Lance Armstrong reconoció que será difícil derrotar a Alberto Contador "cara a cara" en el Tour de Francia, por lo que cuenta con su equipo, el RadioShack, para sacar ventaja al español en las carreteras francesas, su próximo objetivo para la próxima temporada.

"Cara a cara, Alberto Contador será muy duro de ganar" En una entrevista que publica la revista francesa "Vélo Magazine", el siete veces ganador del Tour y tercero de la pasada edición confirmó que asistirá el próximo día 14 a la presentación del recorrido del Tour de 2010 y, en función de la misma, organizará el equipo que disputará la carrera. "Iremos con más líderes. Yo, Levi (Leipheimer), (Andreas) Kloden, (Haimar) Zubeldia, ciclistas fuertes que saben correr en equipo. Cara a cara, Alberto (Contador) será muy duro de ganar", aseguró el texano, quien señaló que estará "un poco mejor" que en 2009. Armstrong dejó entrever que no ha olvidado la rivalidad que mantuvo con Contador durante el pasado Tour de Francia, cuando ambos compartían los colores del equipo Astana. Recordó la etapa de La Grande-Motte del pasado Tour, cuando Contador se quedó cortado y él sacó unos segundos de renta. "Distinguió a los que saben correr, a los que sienten la carrera. Así es como hay que correr el Tour", aseguró en una clara alusión a Contador, que no entró en el corte provocado por el viento y por el equipo Columbia. "Por la noche Alberto estaba enfadado. No por lo que yo hice, sino por lo que él no hizo", indicó. El estadounidense señaló que se ha llevado a la mayor parte de los técnicos del Astana, "salvo algunos elementos cercanos a Astana, dos mecánicos y el piloto del autobús, es decir, cinco o seis personas". Junto con Johan Bruyneel, que dirigirá la formación, Armstrong repetirá el cuidado de los detalles que tuvo durante su etapa hegemónica en el pelotón, cuando ganó el Tour siete veces consecutivas entre 1999 y 2005. Armstrong aseguró que este año se ocupará menos de los aspectos administrativos de equipo y se centrará en "ser un corredor". "Necesito un año 2010 más tranquilo que el de 2009. Menos viajes, menos movimiento, una caída menos", aseguró en referencia a la rotura de clavícula que sufrió en la pasada Vuelta a Castilla León. El estadounidense confirmó que comenzará su temporada en el Down Under de Australia, y aseguró que su primera carrera en Europa puede ser la Vuelta a Murcia. Tras unas cuantas clásicas de primavera, Armstrong tratará de correr el Giro de Italia, después de que su patrocinador, muy afincado en California, le diera luz verde para no correr la Vuelta a California.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×