Todt: Trabajar para unificar la FIA

El recién elegido Presidente de la FIA, Jean Todt, afirmó hoy que su primera labor al frente de la organización será "trabajar para unificar" el mundo del motor.
 El recién elegido Presidente de la FIA, Jean Todt, afirmó hoy que su primera labor al frente de la organización será "trabajar para unificar" el mundo del motor.  (Foto: Reuters)
(Reuters) -
  • Max Mosley dejó el cargo tras 16 años al frente de la FIA

El recién elegido Presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), el francés Jean Todt, afirmó hoy que su primera labor al frente de la organización será "trabajar para unificar" el mundo del motor. "Tengo que tomar posesión del cargo, comprender cómo funciona esta gran máquina, muy compleja, para establecer las prioridades. Pero hay que trabajar para unificar la FIA tanto en su aspecto social como en el deportivo", indicó el ex patrón de Ferrari en sus primeras declaraciones como máximo responsable del automovilismo. Todt afirmó sentirse "aliviado" tras una "dura campaña" que le ha enfrentado a su ex pupilo, el finlandés Ari Vatanen. El francés aseguró que quiere "mirar al futuro", aunque no quiso precisar si propondrá un puesto en el organigrama de la FIA a su rival, aunque señaló que no le "cierra la puerta". Apodado el "pequeño Napoleón" por la reputación de gestor que se ganó al frente de Ferrari, Todt asumió ser el candidato de la continuidad de su predecesor, el británico Max Mosley, que dejó el cargo tras 16 años al frente de la organización. "Es un amigo y para mi fue un honor que me diera su apoyo aunque yo no se lo pedí", comentó. Pero el francés no renunció a renovar la FIA. "No voy a cambiar por cambiar, me gustan más los cambios constructivos. Lo que valía hace diez años ya no vale ahora", dijo. Todt aseguró que tratará de aplicar su programa, en el que destaca la creación de la figura de un comisario de competición, que dirigirá cada uno de los Mundiales que organiza la FIA, y la configuración de un comité de disciplina para resolver los posibles escándalos. El francés se rodeará de un "equipo fuerte y competente" en el que no descartó que se incluya a su ex piloto alemán Michael Schumacher, del que dijo que es "casi como un hijo". El séptuple campeón del mundo, que logró seis de sus títulos bajo las órdenes de Todt, fue el único que acompañó al candidato al inicio de la Asamblea General que le llevó a la cabeza de la FIA. Con su equipo, el nuevo patrón de la FIA deberá "establecer las prioridades" de su mandato y afrontar "los retos del deporte del automóvil". Reconoció que uno de los primeros asuntos que tendrá que tratar es la demanda interpuesta ante la justicia francesa por el ex director de Renault Flavio Briatore, apartado de la competición por haber ordenado a uno de sus pilotos que se accidentara de forma voluntaria en el Gran Premio de Shangai de 2008. "Por el momento es un caso civil, la FIA no está implicada directamente, pero si llega a estarlo será uno de los primeros casos que habrá que tratar en prioridad", señaló. Todt apostará por hacer las paces con los equipos asociados en la FOTA, con quienes quiere "recobrar la armonía". El francés derrotó a Vatanen por 135 votos a favor por 49 en contra, frente a 12 abstenciones o votos no válidos. "Estoy muy orgulloso de que tantos países me hayan dado su apoyo. No tenía una idea de cómo iba a ser el resultado, sabía que tenía muchos apoyos pero soy un agonías, nunca doy nada por ganado hasta que no cruzo la meta. Había que afrontar las elecciones con humildad y pudor", afirmó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×